Adsense

lunes, 30 de junio de 2014

Álava

V. Vitoria, alzamiento en.

sábado, 28 de junio de 2014

Alas y García-Arguelles, Leopoldo (1883-1937)

Catedrático y rector de la Universidad de Oviedo -hijo del famoso escritor Leopoldo Alas "Clarin"-, afiliado a Izquierda Republicana, que al estallar la guerra civil fue detenido en dicha ciudad por elementos afectos a la causa nacionalista. En marzo de 1937, tras ser juzgado y condenado a muerte por un consejo de guerra, fue fusilado, no obstante las muchas protestas y solicitudes de indulto que dirigieron a las autoridades nacionalistas gran número de universidades, otros centros culturales e intelectuales de Europa y de América. 

viernes, 27 de junio de 2014

Alarcón de la Lastra, Luis (1891-1971)

Militar del Arma de Artilleria, retirado del servicio activo al amparo de la «ley de Azaña», que fue diputado a Cortes por Sevilla en 1933 (CEDA), y que al estallar la guerra civil reingresó en el ejército, incorporándose al bando nacionalista y participando en diversas operaciones, en las que resultó dos veces herido. Al acabar la contienda, siendo comandante, fue nombrado gobernador civil de Madrid y, posteriormente, ministro de Industria y Comercio en uno de los gobiernos presididos por el general Franco.

jueves, 26 de junio de 2014

Alaminos, Luis (1902-1955)

Inspector de Enseñanza, nacido en la provincia de Granada, que durante la guerra civil prestó apoyo a la causa republicana, exiliándose a México -en cuyo país falleció- al finalizar la contienda, donde se dedicó a cuestiones editoriales y ocupo un importante puesto en la empresa Fondo de Cultura Económica. V. exilio, intelectuales en el

Ajuriaguerra, Julian de (1911-1993)

Medico bilbaino, especializado en psicologla y psiquiatria infantil, que durante la guerra civil combatió como voluntario en las filas del ejército republicano, tomando parte en el fallido desembarco en Mallorca. 

En agosto del 1936 acudirá a Barcelona, involucrándose en la lucha acompañado de su novia France Alberti. Participa con la columna del Capitán Bayo en el desembarco para la toma de Mallorca, en Porto Cristo, haciendo luego la guerra en el Frente de Aragón, como médico militar. En el 1938 es requerido desde París para recibir el Premio Déjèrine por su trabajo Les Polynèvrites expérimentales, reincorporándose a su trabajo como Asistente del Profesor Lhermitte en el Laboratorio de Anatomía del Sistema Nervioso de la Facultad de Medicina; fue entonces cuando fue nombrado Médecin Consultant en el Hospital Henri Rousselle.

Durante la ocupación de París colabora con la Resistencia, utilizando  los sótanos del Hospital de Ste. Anne, que comunicaban con las catacumbas de la capital, para cuestiones de apoyo logístico a la misma. Al final de la guerra fue felicitado por sus servicios por el Coronel Brechart, Jefe de las fuerzas francesas del interior del XIV Distrito.

Después marchó a Suiza, siendo nombrado profesor de Psiquiatría de la Universidad de Ginebra, en cuya ciudad, además, dirigió la clínica Bel Air y trabajó en colaboración con Jean Piaget. 

Antes de jubilarse había adquirido una mansión, villa "Hegoa", en Millafranga (Villefranque, Lapurdi), donde vivió sus últimos años, muriendo el 23 de marzo del 1993.  V. exilio, intelectuales

miércoles, 25 de junio de 2014

AJA, Alianza Juvenil Antifascista

Asociación creada en septiembre de 1937, las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) avanzaron hacia la completa fusión política de todos los movimientos juveniles como se propuso en el VI Congreso de la Internacional Juvenil comunista (IJC) y en el VII Congreso del Komintern en la etapa del Frente de Juventudes (FJ).

La AJA tuvo su jefatura a partir de diciembre de 1937 en Barcelona y agrupaba a las siguientes organizaciones: Federación Ibérica de Juventudes Libertarias, Juventudes Socialistas Unificadas, Juventudes de Izquierda Republicana, Juventudes de Unión Republicana, Juventudes Sindicalistas, Juventudes Federales y Unión Federal de Estudiantes Hispanos (UFEH).

He aqui las bases por las que se regia la AJA:

Primera. LA JUVENTUD y LA REVOLUCION. La Alianza Juvenil Antifascista, reconociendo la transformación política, social y económica operada en nuestro país después del 19 de julio del pasado año, se compromete a consolidar las conquistas revolucionarias.

Segunda. LA JUVENTUD DEL EJERCITO POPULAR. Las Juventudes antifascistas españolas afirman que nuestros combatientes luchan por la independencia nacional, por la libertad y por la emancipación económica y social. Nuestra guerra no es una ougna mas entre intereses encontrados del capitalismo.

Tercera. LA JUVENTUD DE LA PRODUCCIÓN. La juventud española desea que la producción nacional de guerra se desarrolle hasta el punto de poder fabricar en nuestro país todo aquello que necesitamos para la lucha contra los invasores fascistas. Debemos fabricar mas y mejor material que el enemigo tiene, y para esto estamos dispuestos a desarrollar las brigadas de superproducción y clubs de fábrica, con la gran misión no solo de aumentar, sino de hacer cada día mas perfecta nuestra producción bélica. El gobierno debe ayudar al desarrollo de estas brigadas... atrayendo a la producción los miles de brazos parados que hay en nuestro país.

Cuarta. LA JUVENTUD CAMPESINA. Desde el comienzo de la guerra, la juventud campesina de España ha dado muchos miles de vidas a la causa del pueblo, del brazo del resto de la juventud. Tiene también una gran misión que cumplir: aumentar por su parte la producción de nuestro agro para extraer de la tierra la mayor cantidad posible de productos con que atender a las necesidades del país y de la guerra. La Alianza Juvenil luchara con la juventud campesina para el logro de esos derechos, por el respeto y apoyo a las colectividades campesinas y garantizando la propiedad y libre desenvolvimiento de los pequeños propietarios campesinos.

Quinta. LA JUVENTUD y LA CULTURA. La revolución, al liberar a la juventud de la explotación de los grandes capitalistas y terratenientes, al conquistar la libertad y el bienestar para la nueva generación, ha provocado en toda la juventud el deseo de saber, de poseer una cultura, de desarrollar las facultades intelectuales y su capacidad creadora. Por esto consideramos un gran acierto la creacion de los Institutos Obreros, labor que debe verse continuada en el sentido de abrir a todos los jovenes que sean capaces los centros superiores de la cultura, las universidades, etc. Esto, unido a las luchas implacables para llegar al exterminio total del analfabetismo en los medios rurales y en el Ejercito, por medio de las Milicias de la Cultura, Hogares del Soldado, bibliotecas en los frentes, misiones pedagógicas campesinas y desarrollo del movimiento "Alerta", para la preparación premilitar, física y cultural de la juventud española, que hará que la generación de la revolución sea comienzo de generaciones cultas, fuertes y sanas, que reafirmaran en el futuro las conquistas políticas y sociales por las que hoy luchamos.

Sexta. CONSIDERACIONES GENERALES. La juventud que derrama su sangre en los frentes por la revolución, y con ella toda la nueva generación española, considera necesario, para llevar victoriosamente la lucha contra el fascismo, la existencia en la retaguardia de un solido orden revolucionario.

V. Alianza Juvenil Antifascista

martes, 24 de junio de 2014

Aizpurua Azqueta, José Manuel (1902-1936)

Arquitecto donostiarra nacido en San Sebastián en 1904 y jefe nacional de Prensa y Propaganda de Falange Española de las JONS. 

Falangista y amigo personal, entre otros, de Primo de Rivera y de Federico García Lorca, es representante destacado del denominado segundo Siglo de Oro de las artes y las letras españolas. Perteneció a la Junta Nacional de Falange Española desde el año 1934, como delegado nacional de Prensa y Propaganda cargo del que cesaría en marzo de 1936. A él se debe el diseño de la cabecera de Arriba.

Esta filiación le costó la vida, pues, fracasada la intentona rebelde de Loyola y asaltado su estudio, fue detenido y fusilado en la cárcel de Ondarreta de San Sebastián el 6 de septiembre de 1936 sin previa formación de causa. 

http://www.euskomedia.org/

Aizpuru Martin-Pinillos, José

Teniente coronel V. Batet Mestres, Domingo; Burgos, alzamiento en

Aizpuru Maristany, Juan de

V. Menorca. alzamiento en

lunes, 23 de junio de 2014

Aizpun Santafe, Rafael (1889-1981)

Licenciado en Derecho y destacado foralista navarro. Fundador de Unión Navarra -partido próximo al carlismo que luego se integró en la CEDA-, de la cual fue vicepresidente. Ministro de Justicia y, después, de Industria y Comercio, en sendos gabinetes presididos por Lerroux. Diputado por Navarra en las Cortes Constituyentes de la República, en representación del Partido Vasco-Navarro, y en 1933 y 1936, también por Navarra, en representación de la CEDA. Al estallar la guerra civil se adhirió al bando nacionalista, formando parte de la Comisión sobre la Ilegitimidad de Poderes Actuantes el 18 de julio de 1936. V. Cortes republicanas; Ilegitimidad de poderes actuantes el 18 de julio de 1936, Comisión sobre la (zona nacionalista).

viernes, 20 de junio de 2014

Aitken, George (1894-?)

Comunista escocés que durante la guerra civil española combatió como voluntario en las filas del ejército republicano, desempeñando el cargo de comisario político de la XV Brigada Internacional. V. Batallón «Saklatvala».

Aiguader I Miró, Jaume (1882-1943)

Hermano de Artemi Aiguader i Miró, fue un político, médico y periodista catalán, afiliado, primeramente, a la Unió Socialista de Catalunya y, después, a Estat Catalá, que demostró gran preocupación por los problemas sociales de la época y tuvo estrecha relación con sindicalistas de cierto renombre, como Salvador Seguí y Francisco Layret. 

Perseguido por la dictadura del general Primo de Rivera, fue encarcelado en 1926, 1928 y 1934 por desórdenes públicos. Asistió en representación de Estat Catalá, al acto que en agosto de 1930 culminó con la firma del Pacto de San Sebastián y, en 1931, junto a su hermano, Artemi, fue uno de los fundadores de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). 

Fue diputado a Cortes por Barcelona en 1931, 1933 y 1936 (ERC), y alcalde de Barcelona en 1933. Tras la proclamación del Estado catalán en octubre de 1934 fue encarcelado de nuevo.

Al iniciarse la Guerra Civil prestó incondicionalmente apoyo al bando gubernamental, siendo nombrado ministro sin cartera en noviembre de 1936, en un gabinete presidido por Francisco Largo Caballero, y más tarde, en otros dos presididos por Juan Negrín, Ministro de Trabajo y Asistencia Social, dimitiendo su cargo, en la última ocasión, por no prestar su conformidad a algunos decretos dictados por el Gobierno que, en su opinión, recortaban los poderes de la Generalidad de Cataluña. Poco antes de que acabase la contienda se exilió a Francia y, posteriormente, a México, donde falleció. Autor, entre otros libros, de Cataluña y la revolución, publicado en 1932. V. Cortes republicanas.

jueves, 19 de junio de 2014

Aiguader i Miró, Artemi (1889-1946)

Fue un político catalán nacido en Reus en 1889, pertenecía a una familia acomodada dedicada al negocio del transporte. En 1917 fue concejal por Centre Republicà Catalanista, pero en 1922 ingresó en Estat Català, además en 1931 fue director de Correos.

Al comenzar la Guerra Civil prestó apoyo a la causa republicana y fue miembro del Comité de Milicias Antifascistas de Cataluña, y, más tarde, consejero de Seguridad Interior del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, hasta que, en mayo de 1937, cesó en dicho cargo como consecuencia de los sucesos acaecidos en Barcelona en los primeros días de dicho mes. 

En 1939, al término de la contienda, marchó al exilio a Francia donde residió en París hasta la ocupación alemana y después se escondió en varias ciudades hasta que en 1941 pudo irse a México, donde desarrolló pocas actividades debido a su precario estado de salud. Sin embargo, a principios de marzo de 1945 formaba parte de la Junta de Liberación Española, creada en 1943 y establecida en la ciudad de México. Aquella junta pretendía aglutinar los exiliados españoles con el fin de presionar a las autoridades diplomáticas y forzar una intervención militar en España. El fundamento político de la junta era el más escrupuloso respeto por la Constitución de 1931 y los Estatutos de Autonomía. V. Milicias Antifascistas de Cataluña.- Barcelona (mayo de 1937). 

«Aida Lafuente», Batallón

A comienzos de la Guerra Civil española se dio este nombre al primer batallón de milicianos formado en Asturias, debido a que Aida de la Fuente Penaos, fallecida en Oviedo durante la revolución de octubre de 1934, se convirtió en un símbolo por parte del Partido Comunista de España, .V. Batallón «Aída Lafuente».

http://el.tesorodeoviedo.es/


«Ahora»

V. prensa republicana.

miércoles, 18 de junio de 2014

«Ahí queda eso»

Remoquete con el que sus propios soldados llamaban al general republicano Mariano Gamir Ulibarri, al parecer por la escasa convicción y entusiasmo que éste ponía al darlas órdenes de operaciones. 

Agustí Peypoch, Ignacio (1913-1974)

Escritor, nacido en Barcelona -en cuya universidad se licenció en Derecho—, que inició su carrera literaria como colaborador, en lengua catalana, de La Veu de Catalunya y otras publicaciones similares. Al estallar la guerra civil se incorporó al bando nacionalista. Fue uno de los cofundadores del semanario Destino -de tendencia francofalangista-, en el cual publicó numerosos artículos y otros trabajos; además, formó parte del equipo de prensa y propaganda que, bajo las órdenes de Manuel Hedilla, apoyó al bando rebelde, incluso después del cese de este último en el cargo de jefe de la Junta de Mando de FE de las JONS. 

A partir de 1939 se dedicó al periodismo y a la novela en lengua castellana. Publicó una serie de libros bajo el título común de «La ceniza fue árbol»: Mariona Rebull, El viudo Rius, Desiderio, 19 de julio, Guerra civil (todas ellas publicadas varias veces por Ed. Planeta,). Autor, también, de una especie de memorias que salieron a la luz con el nombre de Ganas de hablar (Ed. Planeta, Barcelona, 1974). 

martes, 17 de junio de 2014

Aguirre López, Manuel (1907-1993)

Piloto de Caza de las Fuerzas Aéreas de la Republica durante la Guerra Civil, se distinguió muy pronto volando los Chatos, ascendiendo por meritos de guerra sucesiva y rápidamente a teniente, capitán y mayor. Fue el primer jefe de Escuadrilla español de monoplanos I-16 Mosca y luego jefe de Estado Mayor de la Escuadra de Caza.

Hijo de un médico del barrio de Carabanchel Alto (Madrid), ingresa como soldado voluntario en la escuela de Mecánicos de Aviación de Cuatro Vientos el 3 de julio de 1925. Un año más tarde pasa a prestar servicio en calidad de soldado mecánico a la Escuadrilla de Combate y Bombardeo Aéreo de Los Alcázares (Murcia), permaneciendo en este destino hasta que obtuvo autorización para hacer el curso de piloto en la Escuela Civil de Albacete, donde obtiene el título de Piloto Elemental en el mes de septiembre. Un mes y medio más tarde, tras pasar por la Escuela de Transformación de Guadalajara, se le concede el título de Piloto Militar y es enviado a la segunda Escuadrilla del Grupo número uno de Reconocimiento y Bombardeo con sede en Armilla (Granada).

Aguirre ascenderá en 1931 al empleo de Cabo y completará su formación aeronáutica haciendo el curso de Ametrallador-Bombardero en la Escuela de Los Alcázares (1932). Un año más tarde es destinado a la segunda Escuadrilla del Grupo 23 de Reconocimiento y Bombardeo en Agoncillo (Logroño). En octubre del año 1934, Aguirre ya es Sargento y se traslada con su unidad al aeródromo de León para tomar parte en las operaciones destinadas a sofocar la revolución de Asturias. El piloto madrileño pasó sucesivamente a los Grupos 22 (Armilla) y 21(Getafe), a cuya unidad de Caza se incorpora tres días antes de que estalle la guerra civil. Desde los primeros días del conflicto, el Sargento Aguirre apoya con su avión a las tropas gubernamentales que operan en la Sierra de Madrid.

El 6 de septiembre de 1936, con el empleo de Alférez, pasa destinado al aeródromo de Andújar (Jaén) para proteger a los aviones de reconocimiento y bombardeo, ascendiendo a Teniente por méritos de guerra en el mes de noviembre. En diciembre recibe en San Javier entrenamiento en los aviones soviéticos Polikarpov I-15 y en enero de 1937 es destinado a la Escuadrilla que manda Roberto Alonso Santamaría, con la que interviene en el frente de Teruel, donde obtiene su primera victoria. En primavera, Aguirre se traslada a la Zona Norte con una Escuadrilla de I-15 combatiendo en esta región hasta que es trasladado en junio a la Zona Centro.

Después de la campaña del Norte, Aguirre solicita pilotar los veloces monoplanos Polikarpov I-16 Mosca, para lo cual se traslada a la Escuela de Alta Velocidad de El Carmolí (Murcia) siendo uno de los primeros pilotos españoles adiestrados en el I-16 que se forma en el complejo de escuelas aeronáuticas de Murcia. En el verano de 1937, coincidiendo con la llegada de los primeros aviadores españoles formados en la URSS, es destinado a la primera Escuadrilla del Grupo 21 que mandaron los soviéticos I. Devótchenko con la que interviene en la batalla de Belchite.

El 12 de septiembre de 1937 a Aguirre se le concede el empleo de Capitán y al mes siguiente se le encomienda el mando de la primera Escuadrilla del Grupo 21. Aguirre se convierte en el primer piloto español que dirige una unidad de monoplanos I-16 en la guerra. El 12 de noviembre entrega en Castejón del Puente el mando de la primera Escuadrilla a Eduardo Claudín Moncada y en diciembre, poco antes de la batalla de Teruel, Aguirre es ascendido a Jefe del Grupo de Caza 21 que engloba a seis escuadrillas de monoplanos (dos españolas y cuatro rusas). Aguirre ejerció la dirección del Grupo 21 hasta poco antes del verano de 1938 en que estuvo desempeñando el puesto de piloto de pruebas de los Polikarpov I-15 que se fabricaban en Sabadell (Barcelona).

Aguirre fue de los pocos aviadores militares de preguerra que seguían combatiendo en 1938, por lo que, junto a su carácter extrovertido, simpatía y sencillez, en julio de 1938 fue elegido por el Mayor (Comandante) Isidoro Giménez García para que ocupara el puesto de Jefe de Estado Mayor de la Escuadra de Caza durante la ofensiva del Ebro. A mediados de noviembre, el general Ignacio Hidalgo de Cisneros, sin contar con la opinión del Comandante Jiménez, decide sustituir al Capitán Aguirre por el Capitán Andrés García Lacalle, siendo enviado el aviador madrileño a la base de Los Llanos (Albacete) donde se le asciende a Mayor por méritos de guerra. Al final de la guerra se exilió en Francia donde fue recluido en campos de internamiento y cuando fue liberado vivió bajo la ocupación alemana. Aguirre fue juzgado en España y condenado en rebeldía a 20 años de prisión. Regresó a España en 1945, afincándose en Estella (Navarra) hasta su muerte. V. Aviación republicana

http://www.ejercitodelaire.mde.es

lunes, 16 de junio de 2014

Aguirre y Lecube, José Antonio (1904-1960)

Abogado -experto en temas municipales-, empresario y jugador de fútbol del Athletic de Bilbao. "Joven, elegante, amable: por su aspecto parece un artista, pero su especialidad es la producción de chocolate", lo describe Koltsov, en su Diario de la guerra de España, aludiendo, sin duda, a los negocios a que se dedicaba su acomodada familia, vinculada al carlismo por tradición. Organizador y presidente de las Juventudes Católicas bilbaínas, hizo suyo el lema "Dios y la Ley Vieja". Al advenir la República se convirtió en el máximo exponente del nacionalismo vasco, que él mismo definió como una agrupación de "católicos viriles e íntegros"; hizo causa común con los carlistas y formó en las filas de la oposición al Gobierno en el bloque vasconavarro. Sin embargo, con el tiempo fue rompiendo con sus antecedentes pro monárquicos hasta convertirse en un decidido partidario de una república vasca dentro de una federación de repúblicas españolas. 

Promotor, con otros de sus correligionarios, de la asamblea de Estella, celebrada el 14 de junio de 1931, en la que se aprobó un proyecto de Estatuto que, según Indalecio Prieto, constituía un intento de convertir el País Vasco en un «Gibraltar vaticanista». 

Diputado en las Cortes constituyentes por Navarra, en representación del Partido Vasconavarro; reelegido en 1933 y 1936 por la provincia de Vizcaya (Partido Nacionalista Vasco). En 1933, tras el triunfo electoral de las derechas y ante el temor de que la aprobación del Estatuto se estancara, buscó apoyo en las izquierdas, lo cual justifica, en gran parte, su alineación posterior. Fracasada la sublevación militar en Vizcaya y en Guipúzcoa en julio de 1936, se prestó a colaborar con el Gobierno formado por Largo Caballero -en el que figuró un representante del nacionalismo vasco- a cambio de que el Estatuto autonómico se convirtiera en una realidad. Efectivamente, por ley de 1 de octubre de 1936, promulgada el día 4 del mismo mes y año, "Álava. Guipúzcoa y Vizcaya se constituían en región autónoma dentro del Estado Español, adoptando la denominación de País Vasco". El 7 de octubre, antes de que la Gaceta de Madrid publicara el Estatuto, Aguirre era elegido presidente del Gobierno provisional del nuevo país autónomo. Poco tiempo después, y ante los continuos descalabros sufridos por las tropas republicanas en el frente del Norte, puso especial empeño en organizar un ejército propiamente vasco, del que se nombró jefe supremo -de ahí el apodo que le dieron de Napoleonchu-, a pesar de lo cual no consiguió mejorar la situación. De igual modo procedió respecto a la Marina, creando una Armada de emergencia, consistente en artillar cuatro grandes barcos bacaladeros, los cuales sucumbirían en el primer encuentro que tuvieron con el Canarias, a la salida de la ría de Bilbao. "Hablar del Ejército del Norte -escribe Dolores Ibárruri en El único camino- era un eufemismo. Había las milicias de Asturias, las milicias de Santander y las del País Vasco, que en general actuaban cada una con sus propios mandos... No se toleraba que ningún intruso se inmiscuyese en asuntos de familia, aunque la estrechez egoísta y localista llevase a unos y a otros a la catástrofe, y a todos, a ir preparando el terreno para la derrota de la República...". "Todas las cuestiones vinculadas con la guerra -pone Dolores Ibárruri en boca de José Antonio Aguirre-, relativas a la utilización de los efectivos humanos y de los recursos materiales en el territorio de Euzkadi, a excepción de la dirección de las operaciones militares, son competencia directa del Gobierno de Euzkadi y de su ministro de la Guerra." 

Tras la caída de Bilbao en manos de los nacionalistas, Aguirre se retiró a Santander, y ante la gravedad de la situación, el Gobierno vasco hizo algunas gestiones oficiosas para llegar a una paz pactada con los nacionalistas, pero ninguna de tales gestiones dio resultado positivo. Con la pérdida de Santander se derrumbó definitivamente el frente del Norte. Aguirre escapó milagrosamente a Francia, y de allí pasó a Barcelona, donde pretendió el traslado de las tropas vascas al frente catalanoaragonés para, con ellas, atacar Navarra, pero no consiguió que el Gobierno republicano prestara atención a su demanda. 

Al finalizar la guerra en Cataluña se refugió en Francia. Buscado por la policía alemana cuando los ejércitos de Hitler ocuparon este último país, consiguió despistarla huyendo a Berlín. De allí pasó a Estados Unidos, donde es nombrado profesor de Historia de lá Universidad de Columbia. Terminada la Segunda Guerra Mundial, regresó a Francia, donde se ocupó, hasta su muerte, de la reorganización del Gobierno vasco en el exilio. Es autor, entre otras obras, de Entre la libertad y la revolución, 1930-1935 (1935) y De Guernica a Nueva York pasando por Berlín (1944). v. Cortes republicanas.

Aguirre Cerda, Pedro (1879-1941)

Estadista chileno, miembro del Partido Radical, que se acreditó como enemigo de los sistemas políticos dictatoriales y que desempeñó en su país las carteras de Instrucción Nacional y de Interior, siendo elegido en 1938 presidente de la República como candidato del Frente Popular. Durante la guerra civil española apoyó abiertamente al Gobierno republicano, si bien, una vez concluida ésta, adoptó la más estricta neutralidad respecto a los asuntos de España.

El 25 de marzo de 1936 se creó en Chile un Frente Popular, que más tarde, en 1938, vencería en las elecciones y sería elegido presidente Pedro Aguirre Cerda que jugó un gran papel en la formación de gobiernos de Frente Popular en Francia y en España. 

Tras el inicio de la guerra civil española, surgió en Chile un movimiento de solidaridad con el pueblo español, dirigido por el Comité Chileno de Ayuda a la España Leal. Se efectuaron innumerables actos de apoyo a la República Española. Tras el fin de la contienda, miles de españoles viajaron a Chile a bordo del barco canadiense "Winnipeg" y recalaron en Valparaiso y en Santiago de Chile. 

Los comunistas y la democracia, Luis Corvalán

domingo, 15 de junio de 2014

Aguinaldo del Combatiente (zona nacionalista)

Suscripción nacional que, con motivo de las fiestas de Navidad y por orden del Gobierno general de 4 de diciembre de 1936, se abrió en todos y cada uno de los ayuntamientos radicados en la zona ocupada por el ejército nacionalista. Dicha suscripción tenia la finalidad de proceder a la recaudación de recursos con destino a los soldados y milicias que luchaban en los distintos frentes y a los heridos y enfermos hospitalizados. Era de carácter voluntario y podían contribuir a la misma las entidades y particulares, no sólo con sus aportaciones personales sino también con los demás medios de recaudación que su iniciativa les sugiriera. En 20 de noviembre de 1937 se ordenó, para lo sucesivo, que las listas de suscripción se expusieran diariamente al público en los ayuntamientos, enviándose después las mismas a los respectivos gobernadores civiles. Los donativos en especie recaudados se ponían a disposición de la Delegación Nacional de Asistencia a Frentes y Hospitales, la cual se encargaba de repartirlos entre los cuerpos de ejército de operaciones, hospitales y demás servicios militares.

GOBIERNO GENERAL

 ORDEN 

Varias son las iniciativas llegadas a este Gobierno general para llevar a cabo suscripciones, con objeto de recaudar fondos para obsequiar en los días de Navidad a nuestros soldados y Milicias de los distintos frentes de combate y heridos de guerra. De acuerdo con el espíritu de la orden circular de 21 del actual (B. G. núm. 38), este Gobierno general se cree en el deber de recoger todas estas iniciativas particulares, formando una sola, ya que con ello se evitan confusionismos y se conseguirá una mayor eficacia en beneficio de nuestros valientes combatientes. En su consecuencia, vengo a disponer lo siguiente:


  • Primero. Por todos y cada uno de los Ayuntamientos pertenecientes a la zona ocupada por nuestro glorioso Ejército, se abrirá, a partir de esta fecha, con el título de «El Aguinaldo del combatiente», una suscripción nacional, que tendrá por única finalidad la recaudación de recursos económicos para poder llevar a todos los soldados y Milicias que luchan en los distintos frentes de combate y a los heridos y enfermos que se encuentran hospitalizados, el recuerdo que en esta cristiana y tradicional fiesta de Navidad les envían todos los verdaderos españoles que con intensa emoción admiran su comportamiento heroico y están espiritualmente unidos con ellos en esta santa cruzada de la redención de España. 
  • Segundo. Esta suscripción tendrá carácter voluntario, pudiendo contribuir a ella todas las entidades y particulares, no sólo con sus aportaciones personales, sino también con los demás medios de recaudación que sus iniciativas les sugieran, siempre que éstas sean autorizadas previamente por el Ayuntamiento respectivo. 
  • Tercero. Los referidos Ayuntamientos serán los únicos autorizados por este Gobierno general para recoger el importe total de esta recaudación, que deberá finalizar el día 15 del mes actual; dando seguidamente cuenta a los Gobiernos civiles respectivos, a quienes entregarán la totalidad de la suma recaudada, para que éstos la remitan a la cuenta corriente abierta en la Sucursal del Banco de España en Valladolid, bajo el título de «El Aguinaldo del combatiente».
  • Cuarto. A la presente orden se le dará la máxima publicidad por las autoridades sujetas a mi mando para el cumplimiento riguroso de la misma. 


Valladolid 4 de Diciembre de 1936.— El Gobernador general, Luis Valdés. 
(B. O. del E. del día 9.) 

Boletín Oficial de la Provincia de Soria - 1936 diciembre 11

sábado, 14 de junio de 2014

«aguilucho»

Nombre que durante la guerra civil se daban a sí mismo los militantes anarquistas jóvenes encuadrados en la FAI y que también sirvió para titular a algunas de sus unidades combatientes. 

"Aguilar Tablada"

V. Submarinos legionarios. 

viernes, 13 de junio de 2014

Aguilar Calvo, Juan María (1889-1948)

Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla, elegido en 1936 diputado a Cortes por dicha ciudad por Izquierda Republicana. Durante la guerra civil prestó apoyo a la causa gubernamental, exiliándose a Panamá al finalizar la contienda, donde fue profesor de la Universidad Nacional y en cuyo país permaneció hasta su fallecimiento. V. Cortes Republicanas; exilio intelectuales en el.

jueves, 12 de junio de 2014

Águila Collantes, José

Fue médico forense de Madrid que el 14 de junio de 1936 a las 7:00 de la mañana practicó la autopsia en el cementerio de la Almudena, junto al doctor Antonio Piga, al cadáver del jefe de Renovación Española, José Calvo Sotelo. 

Como la familia tiene derecho a que un médico que presencie la autopsia, se decidió que acudiese a la diligencia el doctor Albiña en nombre de la familia del finado.  

El Día : diario de información defensor de los intereses de Alicante y su provincia Año XXII Número 6214 - 1936 julio 14
La voz : diario gráfico de información Año XVII Número 6433 - 1936 julio 14
Guión : diario de la mañana Año I Número 139 - 1936 julio 15

miércoles, 11 de junio de 2014

Aguado de Miguel, Francisco (1891-1936)

Nació el 28 de mayo do 1891 en Ciudad Real. Fue Oficial técnico del Cuerpo de Correos, en los años veinte fue destinado a la oficina principal de Cádiz como jefe de negociado de segunda clase, además también trabajó como representante de la casa de maquinarias Anitua y Charola y, tras la proclamación de la Segunda República, como contratista de obras para la Diputación Provincial de Cádiz. 

Fue el fundador del sindicato de Correos de Cádiz, desde 1931 Francisco Aguado de Miguel figuró entre los más cercanos colaboradores de Manuel Muñoz Martínez, Diputado en las Cortes Constituyentes y máximo dirigente del PRRS en la provincia de Cádiz. Tras las divisiones y escisiones que experimentó este partido durante 1932, Aguado y Muñoz Martínez decidieron adscribirse al denominado Partido Republicano Radical Socialista-Independiente (PRRS-I), liderado por Marcelino Domingo y Alvaro de Albornoz, organización en la que llegaría a ejercer como secretario general desde octubre de 1933. Desde 1932 también desempeñó el cargo de vicepresidente de la Asociación de Inquilinos de Cádiz y, desde comienzos de 1933,el de presidente de la Junta Provincial de Reforma Agraria de Cádiz.

Como muchos futuros diputados de la Segunda República, Francisco Aguado de Miguel ingresó en la Masonería durante los años veinte, en plena Dictadura de Primo de Rivera. Consta que fue iniciado el 22 de junio de 1927 en el seno de la Logia Fidelidad nº 23, de Cádiz, perteneciente al Grande Oriente Español y a la Gran Logia Simbólica Regional del Mediodía. 

En las elecciones del 19 de noviembre de 1933 Francisco Aguado fue elegido Diputado a Cortes por la circunscripción de Cádiz en representación PRRS-I. Adscrito a la minoría radical-socialista independiente, tramitó su alta como Diputado el 30 de noviembre de 1933, pero el 26 de diciembre la Comisión de Actas y Calidades dictaminó por mayoría declararle incapacitado, argumentando cuatro razones en su contra: el ser deudor de la Hacienda Pública (debía unas doscientas pesetas por contribución, que ya había pagado); su condición de presidente de la Junta de Reforma Agraria de Cádiz, de contratista de obras de la Diputación y el desempeñar también el cargo de secretario de uno de los jurados mixtos de la provincia, cargos que consideraron contemplados en la Ley de Incompatibilidades. En la discusión de su acta, los diputados socialistas José Prat, Trifón Gómez y Teodomiro Menéndez presentaron un voto particular, al que se sumó su correligionario Manuel Muñoz Martínez, defendiendo la validez del acta de Francisco Aguado y su proclamación como Diputado, al entender que no existían razones de peso que justificasen declararlo incapacitado. No obstante, tras un extenso debate la mayoría formada por la CEDA y los radicales aprobó por 105 votos contra 41 la declaración de incapacidad, decisión que Muñoz Martínez atribuyó a "la fobia acumulada contra el señor Aguado". La mayoría parlamentaria se negó también a que su lugar fuera ocupado por el socialista Juan Campos Villagrán, que le seguía inmediatamente en número de votos, optando por declarar vacante dicho escaño que, según la documentación consultada, jamás llegó a ser cubierto mediante nueva elección. 

Desposeído de su escaño, a partir de 1934 Francisco Aguado de Miguel fue uno de los principales organizadores en Cádiz de Izquierda Republicana (IR), el partido liderado por el ex Presidente del Gobierno Manuel Azaña, ejerciendo el cargo de secretario general del consejo provincial. Aguado llegaría a ser detenido en varias ocasiones durante el "bienio de derechas": en septiembre de 1934, con motivo de una huelga general declarada en Cádiz capital, y en octubre del mismo año, a raíz de la huelga general revolucionaría impulsada por el PSOE y la UGT en esas fechas.

En las elecciones del 16 de febrero de 1936 Francisco Aguado fue incluido en la candidatura del Frente Popular por la circunscripción de Cádiz en representación de Izquierda Republicana, siendo elegido de nuevo Diputado a Cortes. Adscrito a la minoría de IR, tramitó su alta como Diputado el 2 de marzo de 1936, realizando la promesa de su cargo con fecha 3 de abril de 1936. Tras solicitar la excedencia en Correos y durante su etapa como Diputado residió en Madrid en el Hotel Florida, siendo elegido vicepresidente de la comisión de Comunicaciones y suplente de la de Guerra. No obstante, Aguado no participó en ninguno de los debates desarrollados en Cortes y su asistencia a las sesiones parlamentarias fue bastante irregular. Al parecer ello fue debido a una grave enfermedad que ya padecía y que aún se agravó más en aquellos meses, obligándole casi a abandonar Madrid y a trasladarse a su domicilio habitual. 

Tras el triunfo de la sublevación militar en Cádiz, Francisco Aguado de Miguel falleció el 5 de septiembre de 1936 en el Hospital Mora de Cádiz, sin que conste la causa de su fallecimiento, aunque debió ser por la represión tras el triunfo del golpe de estado. No obstante, la información que se conserva en Salamanca señala que en aquellas fechas Aguado se encontraba muy enfermo, y que falleció en la fecha indicada pero en su domicilio particular de la calle Calvo y Valero, a los 43 años de edad. Más recientemente, los datos del libro de enterramientos del cementerio gaditano indican que Francisco Aguado falleció a consecuencia de una "gangrena pulmonar".


martes, 10 de junio de 2014

Agrupación Socialista Madrileña

Sección local del ala izquierda del Partido Socialista Obrero Eapañol presidida por Francisco Largo Caballero —y de la que fue uno de sus más significados miembros Wenceslao Carrillo Alfonso Forjador— que ejerció una notabilísima influencia entre los militantes del citado partido y los de la Unión General de Trabajadores y, muy especialmente, entre los seguidores del aludido Largo Caballero, frente al sector moderado del PSOE, que capitaneaba Indalecio Prieto Tuero. El 19 de marzo de 1936, es decir, poco antes de que estallara la guerra civil, tal Agrupación, con el propósito de presentarlo ante un congreso nacional del partido, dio a conocer su programa en las páginas del diario Claridad: "Nuestra aspiración inmediata es la conquista del Poder Público por la clase trabajadora y por cualesquiera medios que sean posibles... La dictadura del proletariado será organizada como una democracia obrera... Hay que eliminar la ilusión de que la revolución proletaria socialista pueda realizarse reformando el estado social vigente: no queda otro recurso que destruirlo de raíz... La dictadura del proletariado o democracia obrera se convertirá en una democracia integral o sin clases, de la cual habrá desaparecido gradualmente el Estado coactivo... El órgano de esta dictadura será el Partido Socialista y la ejercerá en el periodo de transición de una sociedad a otra y mientras la amenaza de los Estados capitalistas circundantes haga necesaria la existencia de un fuerte Estado proletario...". Partidaria dicha Agrupación de fusionarse con el Partido Comunista de España, abandonó dicha idea cuando en 1937 los comunistas forzaron la caída de Largo Caballero de la Presidencia del Gobierno. 

¡En marcha!

Ha llegado la hora anhelada, amigos voluntarios, de realizar el último esfuerzo para alcanzar la victoria definitiva y libertar al pueblo español de las garras de la caterva enchufista, de la hiena personificada, Casares Quiroga, quien en nombre de la libertad y de la democracia mal entendida cegó con su venda antipatriótica al obrero lanzándole al precipicio de la miseria para convertirlo en dócil instrumento de sus sanguinarios apetitos. Rompamos para siempre las cadenas de Moscú que pretendió convertir a nuestra querida Patria España con un puñado de malvados en una colonia que ondease la negra bandera, bajo cuyos pliegues imperase el crimen y la destrucción.

En marcha, voluntarios y sin desfallecer en esta noble cruzada que se ventilan nuestros sagrados principios. La Patria nos reclama el último esfuerzo para que la paz renazca, los crucifijos vuelvan a las escuelas y nuestros hijos no continúen por un sendero criminal de libertinaje. Nuestra sangre debe lavar el borrón de esos malvados, extirpando la semilla del pistolerismo amparado por ese gobiernillo que se bate desesperadamente lanzando la última dosis de veneno. Nuestro fusil se halla destinado para destruir ese vivero de reptiles que en largo período nos causó tanto estrago. ¡Ejemplares ciudadanos! La gloriosa cruzada salvadora iniciada por el Ejército español cierra con llave de oro las páginas de la Historia. En pie todos al servicio de Dios y de España; que los servidores de la masonería y la canalla se hunden para siempre, no sin antes dejarnos las huellas de su paso.

Pensamiento alavés Año V Número 1093 - 1936 Julio 31

lunes, 9 de junio de 2014

LAS MANSEDUMBRES HAN PASADO A LA HISTORIA

Las debilidades en todos los órdenes han sido nuestra desgracia. Pero al fin, hemos llegado al momento de los actos heroicos. Las mansedumbres han pasado a la historia. El león hispano ha sacudido sus melenas, ha lanzado un rugido violento, retador, se ha puesto en plan de ataque y aplastará bajo sus garras al comunismo y a los nacionalismos comunistoides. 

Sin remedio, sin remisión. El león hispano encarnado en esos bravos requetés, en los falangistas de camisa azul, como el cielo límpido y transparente de nuestra amada España, ha sabido tolerar hasta ayer. Hoy sabe matar. Los requetés, de rancio abolengo guerrero, los falangistas de sangre joven, de valor rayano en la temeridad, han entrado en la guerra para hacer la guerra. Están, diez días ha, en el frente de batalla. Y estos hombres, mansos e inofensivos corderos hasta ayer, a quienes despectivamente se les llamaba derechas, han dado muestras de la virilidad de un pueblo que sufre en silencio, pero no muere sin defenderse. Estos hombres, fusil al hombro y mochila a la espalda se han lanzado al monte a decir, a los enemigos de España que el español auténtico muere pero no se rinde. A decir al mundo entero que matar al hombre por salvar al pueblo es humanidad; que perder al pueblo por salvar al hombre es alto crimen. Ese dístico es la norma de sus vidas militantes. No es el odio al prójimo al prójimo lo que les mueve; es el odio al mal lo que les anima. Que también Moisés cantó un himno vibrante y solemne cuando Jehová hundió en el Mar Rojo a los egipcios. Que a Judith también se la ensalza con laudes ecuménicas, divinamente inspiradas, por haber segado el cuello de Holofernes. Que los Macabeos reciben también el respeto universal por los siglos de los siglos, porque al hacer la guerra supieron hacerla bien. 

REQUETES, FALANGISTAS. ¡Adelante! España y el mundo entero contempla con envidia, con fe en la victoria vuestra sana y santa rebeldía. Vuestro gesto arrogante no es un delito; no es conspiración contra las instituciones sociales; son precisamente las instituciones básicas del orden social, a saber, la familia, la escuela, la Iglesia, la propiedad, la unidad de la Patria lo que defendéis frente a un gobierno de intrusos, frente a una ley de energúmenos, frente a un nacionalismo capitidisminuído y destructor que, entregado al comunismo, ofende a Dios y a la Patria. 

No hay duda; España se salvará porque cuando un pueblo se resuelve a luchar por salvarse, se salva indefectiblemente. Existe un peligro: el egoísmo, la molicie, el poco patriotismo de los grandes capitalistas sedicentes católicos. Si no se tropieza con esos obstáculos, España se salvará en unos meses. Que cada uno en su puesto, cumpla con su deber

Pensamiento alavés Año V Número 1093 - 1936 Julio 31