Adsense

jueves, 31 de diciembre de 2015

¡ESPAÑOLES!

A cuantos sentís el santo amor a España, a los que en las filas del Ejército y Armada habéis hecho profesión de fé en el servicio de la Patria, a los que jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder  la vida, la Nación os llama a su defensa.

La situación de España es cada día que pasa más crítica; la anarquía reina en la mayoría de sus campos y pueblos; autoridades de nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan las revueltas. A tiros de pistola y ametralladora se dirimen las diferencias entre los bandos de ciudadanos, que, alevosa y traidoramente, se asesinan sin que los poderes públicos impongan la paz y la justicia.

Huelgas revolucionarias de todo orden paralizan la vida de la Nación arruinando y destruyendo sus fuentes de riqueza y creando una situación de hambre que lanzará a la desesperación a los hombres  trabajadores.

Los monumentos y tesoros artísticos son objeto de los más enconados ataques de las hordas revolucionarias obedeciendo a las consignas que reciben de las directivas extranjeras, que cuentan con la complicidad o negligencia de gobernadores y monterillas.

Los mas graves delitos se cometen en las ciudades y en los campos mientras las fuerzas de orden público permanecen acuarteladas, corroidas por la desesperación que provoca una obediencia ciega a gobernantes que intentan deshonrarlas. El Ejército, la Marina y demás Institutos armados, son blanco de los más soeces y calumniosos ataques precisamente por parte de aquellos que debían velar por su prestigio.

Los estados de excepción y alarma sólo sirven para amordazar al pueblo y que España ignore lo que sucede fuera de las puertas de sus villas y ciudades, así como para encarcelar a los pretendidos adversarios políticos.

La Constitución, por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total; ni igualdad ante la Ley, ni libertad, aherrojada por la tiranía, ni fraternidad cuando el odio y el crimen han sustituido al mutuo respeto, ni unidad de la Patria, amenazada por el desgarramiento territorial más que por regionalismo, que los propios poderes fomentan, ni integridad y defensa de nuestras fronteras cuando en el corazón de España, se escuchan las emisoras extranjeras que predican la destrucción y reparto de nuestro suelo.

La Magistratura, cuya independencia garantiza la Constitución, sufre igualmente persecuciones que la enervan o mediatizan y recibe los más duros ataques a su independencia.

Pactos electorales hechos a costa de la integridad de la propia Patria, unidos a los asaltos a Gobiernos Civiles y cajas fuertes para falsear las actas, formaron la máscara de legalidad que nos preside. Nada contuvolaapetencia de poder, destitución ilegal del moderador, glorificación de las revolucionarios de Asturias y catalana, una y otra quebrantadoras de la Constitución, que, en nombre del pueblo era el Código fundamental de nuestras Instituciones.


Al espíritu revolucionario e inconsciente de las masas engañadas y explotadas por los agentes soviéticos, que ocultan la sangrienta realidad de aquel régimen que sacrificó para su existencia veinticinco millones de personas, se unen la malicia y negligencia de Autoridades de todo orden que ampararadas en un Poder claudicante, carecen de autoridad y prestigio para imponer el orden y el imperio de la libertad y de la justicia.

¿Que vergonzoso espectáculo que estamos dando al mundo?

¿Es que podemos abandonar a España a los enemigos de la Patria, con un proceder cobarde y traidor, entregándola sin lucha y sin resistencia?

¡Eso no! Que lo hagan los traidores, pero no lo haremos quienes juramos defenderla.

Justicia e igualdad ante la Ley os ofrecemos. Paz y amor entre los españoles. Libertad y fraternidad exentas de libertinaje y tiranía. Trabajo para todos. Justicia social, llevada a cabo sin enconos ni violencias y una equitativa y progresiva distribución de riqueza sin destruir ni poner en peligro la economía española.

Pero, frente a eso, una guerra sin cuartel a los explotadores de la política, a los engañadores del obrero honrado, a los extranjeros y a los extranjerizantes que directa o solapadamente intentan destruir a España.

En estos momentos es España entera la que se levanta pidiendo paz, fraternidad y justicia; en todas las Regiones, el Ejército, la Marina, y fuerzas de orden público, se lanzan a defender la Patria. La energía en el sostenimiento del orden estará en proporción a la magnitud de las resistencias que se ofrezcan.

Nuestro impulso no se determina por la defensa de unos intereses bastardos, ni por el deseo de retroceder en el camino de la Historia, por que las Instituciones, sean cuales fueren, deben garantizar un mínimo de convivencia entre los ciudadanos que, no obstante las ilusiones puestas por tantos españoles, se han visto defraudados, pese a la transigencia y comprensión de todos los organismos nacionales, con una respuesta anárquica cuya realidad es imponderable.

Como la pureza de nuestras intenciones nos impide el yugular aquellas conquistas que representan un avance en el mejoramiento político-social, y el espíritu de odio y venganza, no tiene albergue en nuestros pechos, del forzoso naufragio que sufrirán algunos ensayos legislativos, sabremos salvar cuanto sea compatible con la paz interior de España y su anhelada grandeza, haciendo reales en nuestra Patria, por primera vez, y por este orden, la trilogía FRATERNIDAD, LIBERTAD E IGUALDAD.

Españoles: ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

¡¡¡VIVA EL HONRADO PUEBLO ESPAÑOL!!!

Comandante General de Canarias

Santa Cruz de Tenerife, a las 5 y cuarto horas del día 18 de julio de 1936.

La Gaceta de Tenerife : diario católico de información Año 8583 Número - 1936 julio 19 


sábado, 18 de julio de 2015

¡A la lucha por una verdadera democracia para todos!


El pueblo español ha contestado como un solo hombre al desafío del fascismo, y en estos momentos en España se está ventilando la más importante cuestión, de toda su historia, la de acabar de una vez para siempre con la casta de explotadores y parásitos que la tienen amordazada desde hace siglos y siglos.

A un lado explotadores y parásitos, valiéndose de la traición, del engaño y de la canallada, todo lo cual está comprendido en la palabra fascismo. Enfrente, el pueblo español, con su miseria, su hambre y su odio de siglos, representado en las heroicas milicias, sangre de su sangre.

¡La suerte está echada, heroicos luchadores! La batalla final ha comenzado, y toda la España popular que trabaja y produce se estremece de ira contra la criminal provocación, dando lugar a este importantísimo hecho, de enorme trascendencia histórica, que es la formación de las milicias populares.

Por primera vez en la historia de España su pueblo está representado por una institución armada, por una institución formada por y para él pueblo, lo cual es importantísimo, no sólo para España, sino para el mundo entero donde el pueblo tiene los mismos problemas.

Ejércitos mercenarios, ejércitos nacionales hay muchos; ejércitos y milicias auténticamente populares, solamente en Rusia, en China, y ahora en España.

¡El mundo entero está por eso en estos momentos pendiente de nosotros! El proletariado internacional y los amantes de la democracia nos miran esperanzados; para los fascistas y reaccionarios, España no es más que un botín.

La formación de las milicias populares asegura en España el triunfo y el sostenimiento de la verdadera democracia.

Nadie conoce y defiende mejor los intereses del pueblo que el pueblo mismo, y con las milicias es el pueblo mismo que está en armas y mediante ellas puede hacerlos efectivos.

¡Pueblo español, en pie; enrolaos en las milicias! ¡Vosotros no tenéis nada que perder más que vuestra miseria; tenéis en cambio una España a ganar! 


Milicia popular : Diario del 5º Regimiento de Milicias Populares Año 1º Número 1 - 1936 julio 26 

viernes, 17 de julio de 2015

La mujer en lucha contra el fascismo


Alrededor de la mujer española han hecho las gentes de sacristía una leyenda sucia. A la mujer española se la ha presentado con un espíritu egoísta zafio y repugnante. Para esas gentes, que en el fondo odian a la mujer, ésta no tiene otra misión que la de coser calcetines y empoyar carne de esclavitud. Nada más falso que esta leyenda.

La mujer española ha tomado parte en todas las luchas que el pueblo ha llevado a cabo por su libertad.

Tres nombres: Agustina de Aragón, Mariana, Pineda, Aida Lafuente, y ahora los miles y miles de heroicas milicianas que van a jugarse la vida por la libertad, por el ideal de ellas y de sus padres, hermanos, marides y novios. Cualquiera que haya tenido ocasión de presenciar el desfile de una compañía de estas heroicas mujeres no lo olvidará jamás. No puede olvidarlo si en su corazón existe un átomo siquiera de humannidad y de amor a España y a su pueblo.

Las mujeres van al frente y no sólo a prestar servicios como enfermeras u otros secundarios, sino a empuñar el arma, a combatir en primera línea contra el fascismo. También es de destacar la conducta no menos heroica y abnegada de las que prestan servicio en la retaguardia como enfermeras, cocineras, encargadas de la limpieza, etc.

A la vista de tanto heroísmo femenino, no podemos menos de recordar a las mujeres de la Union Soviética, libertadas de la esciavitud sexual y social por la revolución del 17, y entregadas hoy en grandes masas a los arriesgados ejercicios del parachutismo.

Decididamente, el valor no es hoy sólo privilegio de los hombres.

Milicia popular : Diario del 5º Regimiento de Milicias Populares Año I Número 4 - 1936 julio 30 

martes, 14 de julio de 2015

Franco, el libertador

La Síntesis biográfica del caudillo español 


Marcel Chaminade ha celebrado en Salamanca, con el general Franco, una entrevista al modo de las que Emil Ludwig sostuvo con Hitler y Mussolini. Tras de ella el eminente escritor ha publicado en una de las más importantes publicaciones francesas el trabajo "Franco el libertador" del cual ofrecemos a continuación un extracto. 

EL MILITAR 

El general D. Francisco Franco Bahmonde es gallego. Nació el 8 de diciembre de 1892, en El Ferrol. Desde que inició su vida escolar, mostróse como un alumno estudiosos, distinguiéndose por su carácter reflexivo y por la justeza y; prontitud de sus juicios. Quiere dedicarse a la carrera de las armas y, apenas cumplidos sus quince años, ingresa en la Academia Toledo. Después de cursar con gran brillantez sus estudios es promovido a alférez en 1910.

La guerra le trae a Marruecos, donde habían presentarse al joven oficial,  tantas ocasiones de mostrar su extraordinaria bravura y su invencible ascendiente sobre los hombres. Mas no se limita a hacer la guerra. Estudia las costumbres y las necesidades del país y, así, hace su aprendizaje de gobernante. Educa, organiza, funda, coloniza, planta, construye, alienta y estimulas buenas voluntades, los esfuerzos creadores, y por su solicitud y su equidad, se conquista la nación y el afecto de los indígenas. Trabaja con entusiasmo, se apasiona por su carrera, se destaca en todas las empresas que se le confían.

Por méritos de guerra, que es como va a ganar en adelante todos sus empleos, asciende a teniente y, en seguida; a capitán. Durante varios años continúa desempeñando con gesto alegre su rudo papel de soldado colonizador, siendo herido durante su empleo de capitán y condecorado con la, Medalla Militar...Y he aquí al comandante Franco de Regulares, el más joven andante del Ejercito español, a los seis años de carrera.

Por entonces se hallaba también  en Marruecos un soldado glorioso,  ya destacado por sus proezas en Cuba: Millán Astray. Este descubre al comandante Franco y adivina sus talentos excepcionales, y juntos los dos estudian el funcionamiento de la Legión extranjera francesa y elaboran un plan para organizar un cuerpo análogo en el en el Marruecos español. Así nace  "el Tercio" mandado por Millan Astray, a quién después sucederá Franco, que hace del Cuerpo heroico una admirable tropa de choque, cuando "el gloriosos mutilado" se obligado a abandonar el servicio.  

EL GENERAL MAS JOVEN DE EUROPA

El desastre de Annual inunda a la opinión española de desaliento. Pero están en Marruecos los Mola, los Orgaz, los Capaz, los Yagüe, hombres de temple de Franco, que en aquellos momentos se muestra uno de los más intrépidos defensores de Marruecos. ellos harán prodigios de energía y reconquistarán, palmo a palmo, el terreno perdido.

Un hombre va a organizar la obra: el general Primo de Rivera. Con su admirable intuición discierne en Franco, que había ascendido a teniente coronel, un jefe de valor extraordinario. En la campaña de Abd-el-Krim le designa para asegurar el enlace con el Ejército francés, trabajando en estrecho acuerdo con el mariscal Lyautey. En sus delicadas y peligrosas funciones, Franco hace maravillas, mostrando en toda su plenitud su excelso temperamento militar.

Es entonces cuando Lyautey, admirado de él, hace su juicio profético: "Franco y Graziani han de ser en pocos años los dos más relevantes soldados de nuestro tiempo". 

La carrera militar de Franco cobra nuevos bríos cuando toma el mando del Tercio. Ya es célebre. Sus soldados le adoran y se harían matar por él. El Tercio se hace una institución militar admirable en Europa. 

Crea Primo de Rivera la Academia General en Zaragoza, y para ponerla en marcha elige a Franco, que acaba de recibir el grado de general de brigada, en reconocimiento de sus méritos indiscutibles mostrados en innumerables acciones de guerra brillantísimas. Franco entonces frisaba en los 30 años; es el general más joven de Europa. Es él el que va a crear y dirigir la Academia de Zaragoza, desarrollando en ella doctrinas que causan en las altas esferas militares europeos sensación por su novedad y atrevimiento. Y allí forma un vivero de oficiales de ''élite".

SU APARTAMIENTO DE LA POLITICA 

El general Franco vivió siempre alejado del trajín político. Se negó siempre a afiliar su nombre a ningún partido. No se mezcló, ni de cerca ni de lejos, en los acontecimientos que han arrastrado a España a su estado presente; la caída; de la Dictadura, el fin de la Monarquía, el nacimiento de la República y del Frente Popular. Y desde su Comandancia de Baleares asiste en silencio, con el corazón lacerado, a la ruina progresiva de la organización militar que él había contribuido con tanto entusiasmo a forjar.

Los nuevos amos del país tienden a destruirlo todo: no conservan el material de guerra, descuidan la instrucción de las tropas, reducen los efectivos a un estado esquelético, eliminan hipócritamente a los valores más positivos del Ejército.

La obra constructiva iniciada por Franco va a ser arrasada por el odio y la soberbia del Frente Popular. 

LA REVOLUCION 

Llegan las elecciones de febrero. El mérito y la abnegación patriótica no se cotizan. Nada tienen que hacer hombres como Franco, qué no son ejecutores de bajas maniobras. Ahora lo que van a hacer falta son esbirros, como los Riquelme, los Mangada, los Miaja, gente tarada, dispuesta a todas las tareas, entre las cuales la delación es la menor. Y Franco es relevado de sus funciones. 

Rápidamente las cosas se tornan sombrías, empeorando de día en día. Las huelgas se multiplican en todas partes, estallan tumultos, impera la anarquía. Se roba, se saquea, se mata impunemente...

Miradas ansiosas y angustiosas se dirigen hacia Franco como a un salvador. Tiene la confianza del Ejercito, que a una señal suya se pondría en pie. Pero él rechaza la idea de salir de la legalidad, de promover un levantamiento.

Transcurre un período de tiempo en largo paréntesis meditativo...

Tres semanas antes de que surgiera el Movimiento Nacional, dirige Franco desde Canarias una carta memorable al entonces ministro de la Guerra; le señala en ella el peligro que se está corriendo, las amenazas que se acumulan, le requiere a poner fin a las odiosas asechanzas de que el Ejército es objeto y que exacerban el descontento del elemento militar, desde los altos jefes hasta los soldados; hace, en suma, cuanto está de su parte para evitar el choque sangriento que se ve venir como algo tremendo e irreparable. 

Pero no sólo no se le escucha, sino que se recela de sus avisos y de su popularidad. Se le ha alejado de la metrópoli, aislado en la Comandancia general de las Islas Canarias. 

El lunes, 13 de julio, Madrid, al despertar, se entera con estupor del asesinato de Calvo Sotelo, asesinato ordenado, preparado por el jefe del Gobierno, Casares Quiroga, en persona. 

Decididamente no había nada, que esperar. El país era empujado hacia la anarquía, se agitaba en un caos. El deber, la necesidad patriótica se imponían, había que actuar. Ya las mismas autoridades distribuían armas a todos los elementos revolucionarios, a los peores organizadores de tumultos, llegando a libertar a los presidiarios que cumplían condena por delitos comunes. El alzamiento se había fijado para fin de mes. El asesinato en masa de los nacionales era inminente. Por días, se hacía preciso actuar. 

LA SEÑAL DEL ALZAMIENTO 

Entonces Franco se decide a obrar. Es el levantamiento glorioso del 17 de julio. 

El 19 llega en avión a Tetuán. Con él viene la fe y la fuerza de la Nueva España. Todo el Ejército de Marruecos, con insuperable espíritu, transportado de entusiasmo, se pone detrás del Caudillo. ¡Por fin, el jefe ilustre, admirado y querido, iba a mandarle...! 

Hoy el general Franco es el Jefe del Instado español. En tres meses y medio de una campaña prodigiosa ha salvado a España. Franco tiene cuarenta y cuatro años cuando toma en sus manos el Estado español. Pero, como ha dicho su maestro, el general Millán Astray, con una admiración emocionante: "Hay un Franco y, después, hay kilómetros, kilómetros y kilómetros y solamente después estamos nosotros". 

EL HOMBRE QUE HA SALVADO A EUROPA

El general Franco no ha salvado sólo a España, ha salvado también a Europa. Los destinos del continente europeo se deciden en este momento, y no por vez primera, en los campos de batalla de la Península Ibérica. La instalación del comunismo en España era el contagio para las demás naciones continentales, pasando en seguida al través de los Pirineos; era la barbarie asiática que refluía, invadiendo el mundo occidental por dos extremos. 

Lenín lo sabía bien cuando dijo que España sería la segunda nación de Europa conquistada por el bolchevismo, y buen testimonio de esto son los esfuerzos desesperados de Moscú para no perder la partida sovietizando, siquiera a Cataluña. Moscú jugó su última carta, y Franco le ha ganado la partida. 

EL CAUDILLO

Franco no es simplemente un general ilustre, sino también un gran gobernante. No se ha mezclado jamás en el juego de la política; se ha mantenido siempre apartado de las intrigas parlamentarias. Su vida ha sido repartida por entero entre su oficio y su familia. No es aficionado a las manifestaciones de gran espectáculo, ni a los efectos oratorios. Pero si no es un político, es un estadista. Es a un tiempo hombre de estudio y hombre de acción, dotado de una cultura muy amplia, de un profundo conocimiento de la Historia, de un interés apasionado por los problemas sociales y económicos. 

Franco ha reorganizado el Ejército, pero necesita también reformar el listado. Ha derrotado al marxismo, pero su victoria no seria fecunda, si no la administrase para sustraer al pueblo español de todas las malas influencias que habían hecho de él una presa fácil para los políticos menos escrupulosos, dominados por doctrinas disolventes. Sólo cuando haya conseguido eso habrá ganado por entero la batalla.

El programa social del general Franco no será para muchos el menor motivo de sorpresa y admiración. Y aplicará a su ejecución el mismo espíritu reflexivo y preciso, el mismo método riguroso que emplea en la dirección de la guerra, procederá con esa mezcla genial de audacia y de circunspección que le caracteriza. 

"Nosotros -ha dicho- no hemos venido para defender privilegios, de cualquier especie que sean, en el nuevo Estado. Todos los españoles deberán trabajar, según sus facultades. No habrá plaza para los ciudadanos parásitos. El trabajo será protegido y garantizado contra los abusos del capitalismo; el patrimonio preservado: una justa remuneración será asegurada a los productores". 

"Se hará llamamientos a todas las energías, a todas las capacidades. Serán respetadas las tradiciones, pero las libertades locales no habrán de debilitar la unidad nacional, y serán ejercidas bajo los más severos principios de autoridad".

"La voluntad nacional deberá expresarse y se expresará, pero solamente a través de los organismos técnicos y corporativos que traducen realmente los deseos y las necesidades del pueblo, sin dejar de tener en cuenta las necesidades nacionales". 

Quien conozca al general Franco no dudará de que las promesas serán cumplidas. 

España puede unirse compacta y orgullosa en torno del Caudillo. El reanudará su gloriosa Historia.

 Pensamiento alavés Año VI Número 1224 - 1937 Enero 04

lunes, 13 de julio de 2015

Ha muerto Unamuno

Ha muerto don Miguel de Unamuno. Su alma, atormentada por todas las dudas, voló al eterno descanso o al nuevo e inacabable dolor. Unamuno se ha ido de pronto, como no queriendo hacer ruido al cerrarse tras sí la puerta de la vida. Todavía hacía horas nada más que se le veía pasear en Salamanca por la Plaza de la Universidad. Allí queda la piedra labrada para recordar a Fray Luis de León, alrededor de la cual, con sus pasitos menudos y el chaleco de lana hasta el cuello, don Miguel dialogaba sobre temas altos y grandes, espaciosos y profundos, con un Padre Capuchino con quien desahogaba su preocupación religiosa. Preocupación que no era de ahora. Unamuno la sintió siempre. Cuanto más estudiaba, cuanto más sabía, mejor cuenta se daba de que ignoraba lo fundamental. Y vivía en lucha permanente entre su soberbia de sabio y su insignificancia de hombre ante Dios. Un día escribe sus famosos poemas al Cristo de Velázquez, y es como una espita abierta a su misticismo. Pero deambula siempre como entre sombras por el campo de la duda y por la ruta del error. 

Es, por encima de sus atrabilismos, un hombre fundamentalmente bueno; y es también un espíritu selecto. Pero hay en él un espíritu de rebeldía. El pensador, el filósofo, el escritor, buscaba ahora, tras el monte de sus equivocaciones, la Verdad contra la que no es posible ni lícito rebelarse. Cada vez le era menos difícil encontrarla, porque la sentía. En su doble aspecto esencial: Dios y Patria. 

El amor a España era en él entrañable, profundo; y, sin embargo, la hizo daño. Le dolía España; y, no obstante, hubo ocasiones en que él mismo avivó sus dolores. Ante Cristo Crucificado por amor a los hombres, Unamuno reaccionaba con emoción religiosa; y, a pesar de ello, actuó alguna vez contra la propia Religión de Cristo. Nunca por maldad. Siempre por error.  Su inquietud imaginaba agobios en la disciplina. Y era como el hijo que quiere a sus padres, pero no se sujeta a la obediencia filial. Como si la obediencia fuese una claudicación, cuando la claudicación consiste en creerse capaz de ir por los abrojos mejor que por los caminos. 

Por entre abrojos, por entre zarzas, Unamuno se vio un día convertido en lacayo de la revolución. Había luchado contra la Dictadura; y volvía alegre a España, satisfecho de verla derrumbada. En Irún, al repatriarse, hablaron él y Prieto. Y allí ya, antes de instaurarse la república que él ayudaba a traer, sintió el primer dolor de ser republicano. Unamuno decía cosas de idealista. El público quería otra cosa. Los aplausos frenéticos fueron para Prieto; Prieto hablaba del latrocinio de la Telefónica; refería obscenidades atribuyéndolas a la Corte. Era lo que gustaba. Era el cimiento del régimen republicano. Unamuno, con sus idealismos, nada tenía que hacer allí. Y se le fue arrumbando, como un trasto viejo... 

Luego, ya España por la pendiente de la revolución, Unamuno fue viendo la verdad a medias. Se daba cuenta de que aquello tenía un final de catástrofe. Pensando en el remedio, luchando entre la realidad del fracaso liberal y su liberalismo, vio surgir la guerra civil. La juventud de España se había sentido rebelde.

- ¡Esta es - se dijo - la santa rebeldía! 

Y se sintió también rebelde -por una vez, en serio- contra la vergüenza de una política criminal, que había engendrado aquella guerra. Y dio su grito al mundo en defensa de la Civilización.

Luego, se ha ido, silenciosamente, como no queriendo hacer ruido al cerrarse tras sí la puerta de la vida... 

Dios quiera que se hayan abierto para su alma atormentada las puertas del Cielo.

Pensamiento alavés Año VI Número 1223 - 1937 Enero 02

lunes, 15 de junio de 2015

La marcha sobre Zaragoza

Por informes particulares sabemos que las dos columnas organizadas por la Generalidad de Cataluña se encuentran ya en las proximidades de la capital aragonesa.

De Alcázar de San Juan sale una columna de milicias para Zaragoza

De Alcázar de San Juan ha salido con dirección a Zaragoza, una columna de milicias con objeto de cortar el paso a los facciosos que intentan la huida. 

Despedida entusiasta a las fuerzas que se dirigen a Zaragoza

Desde primera hora de la mañana se fue formando en el paseo de Gracia la caravana que marchó a Zaragoza para libertar a aquella ciudad de los sediciosos. Fueron llegando camiones para el traslado de las fuerzas y milicias que marchaban a aquella región. Todos los expedicionarios han salido armados y disponen de abundante material sanitario. El Contingente de libertadores está integrado por afiliados de todas las organizaciones obreras y políticas del Frente Popular. También figuran en la expedición varias mujeres.

Una parte de los libertadores ha marchado en tren, y el resto, en 70 camiones, que fueron despedidos por millares de personas.

El consejero de Gobernación dijo esta noche a los periodistas que de Tarragona había salido una fuerte columna hacia Zaragoza. En la expedición figura el capitán Pérez Farras, que va al frente de una de las columnas. 

Grupos de revoltosos estacionados 

Los grupos de revoltosos que se habían notado en la provincia de Zaragoza, y que en los primeros momentos se creyó podían constituir núcleos de una columna que intentase venir hacia Madrid, han permanecido estacionados durante el día de ayer. 

Pequeños focos de rebeldía

Se ha acusado la presencia de pequeños grupos en Ariza y Medinaceli. 

El Sol - 25 julio 1936

Visita la cronología: 24 de julio 1936

sábado, 13 de junio de 2015

Fuerzas del Ejército hacen retirarse a los sediciosos hacia Segovia

Se inicia con gran éxito un movimiento envolvente por los defensores de la República

Al ser rechazados; los facciosos abandonan una pieza de artillería y un camión cargado de material de guerra

Ayer, las fuerzas de Asalto que componen el quinto grupo y las milicias ciudadanas, unos quinientos hombres, al mando del comandante de Asalto Sr. Murillo, iniciaron un rápido avance por las montañas de Navacerrada, limpiando de rebeldes todas las laderas y rechazándolos después de cinco horas, de un combate en que se fue ganando el terreno palmo a palmo; se les hizo huir por las Siete Revueltas, abandonando heridos y prisioneros. En la última de estas revueltas, las fuerzas, de Asalto capturaron un cañón y una camioneta puesta en marcha, lo que demuestra había sido utilizada recientemente. El vehículo estaba cargado de víveres, municiones, telescopios, otros útiles de observación de guerra y numeroso material. Las fuerzas, al carecer de medios de transportes, inutilizaron el cañón, que dejaron abandonado, destruyendo las ruedas y llevándose la espoleta. El lugar en que fue encontrado es precisamente en el mismo alto de Navacerrada.

Los fugitivos abandonan a los heridos, y los leales se repliegan escalonadamente, mientras un avión hostiliza a os primeros

El empuje, la bravura, el entusiasmo de las fuerzas leales era magnifico. Sin comer durante varias horas y sin apenas dormir desde hacía cuatro días, tuvieron energías y valor para reducir a la impotencia y conseguir la desbandada de un enemigo muy superior en número y armamento.

Tan bien y con tal inteligencia lucharon los defensores de la República, que, avanzando de árbol en árbol en ningún momento fueron blanco del enemigo. Esté hecho queda demostrado con decir que sólo un guardia resultó herido, por suerte, muy leve, de un tiro, que primero dio en la cartuchera. Los facciosos sufrieron gran cantidad de bajas, pues dejaron abandonados por el campo bastantes heridos. En muchos lugares se hallaron restos de sangre y multitud de algodones empapados que iban tirando en la precipitada huida. 

Siguieron avanzando los leales, y los revoltosos huían despavoridos hacia Balsáin, unos a pie corriendo y otros en seis camionetas, número que contaron los combatientes, camino de Segovia.

Después de la inteligente táctica desarrollada por los jefes de Asalto que mandaban todas las  fuerzas al avanzar, realizaron el repliegue escalonadamente para no ser objeto de sorpresas que hubieran podido causarles bajas.

Con uno de los sargentos que intervinieron en la acción hablamos hoy a mediodía y nos dijo que la lucha había sido tan fuerte, que las fuerzas leales tuvieron que ir avanzando metro a metro, disparando sobre el enemigo desde distancias nunca superiores a diez metros, protegidos por los árboles.

La desbandada de los facciosos aumentó al ver llegar un avión republicano, que desde muy bajo fue dejando caer sobre los grupos revoltosos y las camionetas que huían varias bombas. 

El Sr. Largo Caballero, en el campo de operaciones don atiende a los que luchan 

Terminada esta brillante operación, llegó al lugar donde se encontraban las fuerzas, y de regreso ya a la base, el secretario general de la U.G.T., Sr. Largo Caballero. El Sr. Largo Caballero felicitó entusiasmado a las fuerzas leales y del pueblo. Con todos conversó un buen rato, pidiendo explicaciones del combate y del modo en que terminó. Vio a nuestros combatientes que unos con otros comentaban la falta de alimentos, y les preguntó:
—Pero ¿no habéis comido?
—No, compañero.
—Pues esto no puede ser. En la paz, como en la guerra, y mucho más cuando se defienden la República y la causa del proletariado. Es imprescindible requisar lo que se encuentre para alimentarse.

Ahora mismo voy a ver si desde un sitio cercano aquí, si las comunicaciones no están cortadas, puedo hablar por teléfono con la Dirección de Seguridad para que os manden víveres y agua. Mientras, recorred esto, y si no encontráis más que una vaca, cogedla, decidle al dueño que es para el Ejército del pueblo y que se le pagará. Como sea, condimentadla y guisadla, que pan ya encontraréis por aquí.

El Sr. Largo Caballero, y algunos amigos que le acompañaban se dirigió a Villalba para cumplir su ofrecimiento. Los combatientes requisaron una ternera, que les sirvió de cena. También en un restaurante de la sierra, parece que Peñalara, les entregaron carne, embutidos y otros alimentos. 

Seis mil hombres forman en la sierra de Guadarrama un círculo que impide el avance de los sublevados 

Ya de noche las milicias y las fuerzas de Asalto recibieron orden de reunirse en Villalba, lugar de coacentración de todos los efectivos que hoy habían de iniciar la acción de conquista de las montañas que circundan Madrid por la parte del Alto del León. 

Al regresar los combatientes a Villalba vieron que por los efectos del bombardeo de la aviación ardía un trozo de monte. 

Hoy, muy de madrugada, se concentraron en Collado Villalba el segundo grupo de Asalto completo y unos cuatro mil milicianos que armados de fusil llegaron en camionetas, la artillería del regimiento que ayer actuó en la toma de Guadalajara, fuerzas de Ingenieros y el regimiento de Infantería de Castilla, llegado de Badajoz. En total, unos seis mil hombres. 

Antes de iniciar el avance, tres aviones bombardearon las posiciones enemigas, e inmediatamente todas estas fuerzas se desplegaron en guerrilla, ocupando un amplísimo frente, y tomaron las estribaciones de la sierra de Guadarrama. Las baterías iniciaron.un intensísimo fuego sobre las crestas, donde los revoltosos tienen emplazados unos cuantos cañones que disparan muy espaciadamente, sin causar daños en las columnas. La infantería  por todos los sitios fue avanzando en acción conjunta con la columna que ayer derrotó totalmente y limpió de enemigos toda la zona de Somosierra. Estas últimas fuerzas, en su marcha por la derecha; la artillería leal, en el centro; en este sitio también las milicias y fuerzas del Ejército, Guardia Civil y Asalto, y a la izquierda, otro fuerte contingente de la columna, forman un círculo que coge al enemigo con varios fuegos, impidiéndole avanzar y acorralándole poco a poco para que además no pueda huir.  

La artillería sediciosa causa  víctima en el pueblo de Guadarrama antes de huir hacia Segovia 

Al comprobar los oficiales rebeldes que mandaban las piezas que su objetivo no se conseguía, enfilaron los cañones sobre el pueblo de Guadarrama, que han destrozado y donde han causado seguramente víctimas inocentes, porque combatiente leales allí no han tomado posiciones y avanzan por otros lugares. Un caminero, al que encontramos con un grupo de milicianos que a la izquierda de la carretera esperan la orden de relevar a sus compañeros, nos dice: 

—Varias casas, me ha dicho uno que acaba de llegar de allí que está ardiendo. Una de las bombas ha caído en la plaza, causando tres víctimas, des heridos y un muerto, por cierto que compañero de usted, periodista. No sé si fotógrafo o redactor de un periódico, ni de cuál es. 

La artillería leal sigue vomitando metralla sobre las posiciones que ocupan los rebeldes. Las milicias y las demás fuerzas inician por los pinares y la carretera, en un frente bastante amplio, un avance, limpiando de enemigos, que huyen, todos los alrededores. Cuando nosotros pretendemos seguir llega Un miliciano que nos dice: 

—Pueden seguir sin dificultad hasta La Granja. Todo está limpio de rebeldes. Nuestra columna, a las doce en punto, ha avanzado, tomando este pueblo y todos los alrededores. El enemigo ha huido hacia Segovia; pero lo que hemos ganado, ya no hay quien nos lo quite. Ahora, el pueblo de La Granja y el vecindario de San Ildefonso vitorean a los compañeros que acampan por allí. 

Avanza una columna de leales, es abatido un avión y son avitualladas las fuerzas

Efectivamente, a la columna que unas horas antes habíamos visto salir de Villalba no se la divisa ni por los pinares ni por la carretera. Nos dirigimos hacia la derecha por en medio del campo y encontramos un grupo de milicianos que hacen continuas exploraciones para detener a los enemigos que en su huida se hubieran podido refugiar. Algunos dicen que la columna de Somosierra que ayer limpió esta parte de montañas continúa adelante para hacer un anillo con las otras de Guadarrama y Navacerrada y copar a los revoltosos. 

Seguimos explorando todo lo que podemos y a las dos menos cuarto dos milicianos que van para Villalba para aprovisionarse de víveres dicen que en las avanzadas los fusileros han conseguido derribar a tiros un avión enemigo que había tirado varias bombas con mala puntería, porque ninguna ocasionó bajas. 

Poco después llegan de Madrid varios camiones con víveres para los combatientes. Los principales alimentos son dos panecillos por persona, un bote grande de salmón y tres latitas de mermelada de distintas frutas. Primero han aprovisionado a los efectivos de reserva que acampan en Villalba, y después se dirigen al frente para entregar las raciones a los que combaten en primera línea. Por todas partes entusiasmo, decisión y ánimo de vencer rápida y enérgicamente.

La columna de Villalba avanza cuesta arriba y muestran su denuedo y su entusiasmo los combatientes 

A las tres y media, esta columna de Villalba, después de comer, inicia la marcha en automóviles y camiones hacia el frente, para sin pérdida de tiempo y en una acción decisiva, unida a las demás fuerzas, terminar de vencer a los facciosos, cuya resistencia por falta de aprovisionamiento de municiones es cada vez más pequeña.

Cuando escribimos estas líneas rapidísimamente, con objeto de que lleguen a poder de nuestros lectores las noticias gratas que les damos, las fuerzas leales prosiguen el avance con gran decisión y disparando sin cesar cuesta arriba. El movimiento es fantástico. Por las estribaciones de la montaña, las fuerzas leales van ganando terreno, y la artillería vomita fuego sobre las piezas enemigas, que enmudecieron hace ya un largo rato. Los que quedan en la retaguardia animan a los combatientes con estos gritos:

"Adelante, compañeros; que no puedan huir." "El día de hoy -dice- tiene que ser el último que luchemos aquí. Adelante." 

Hemos colocado nuestro automóvil lo más adelante que hemos podido; Llevamos radio ambulate y captamos Madrid. Un numeroso grupo de milicianos rodea el coche y escucha las últimas satisfactorias noticias, que son acogidas con exclamaciones de alegría, saltos y vivas continuos. Tienen estos combatientes una decisión y un entusiasmo que son capaces de todo y de vencer a  todos.

Se impide que tomen posiciones ventajosas los rebeldes 

Llega otro fuerte contingente de guardias y milicianos y soldados de Artillería, que en camiones transportan dos baterías, ocho cañones de 75 milímetros, que, con los veinte que protegen el avance de la infantería, impiden moverse a los facciosos, evitando que los traidores tomen posiciones en los altos de las montañas y puedan dominar con sus tiros a las fuerzas leales que suben a su encuentro. Toda esta artillería constituye un elemento de combate imposible debatir por los rebeldes, y servirá eficazmente para el total sometimiento suyo y limpieza de las montañas, acción que en estos momentos aseguramos se habrá conseguido mañana.  

El Sol - 24 julio 1936

Visita la cronología: 23 de julio 1936

viernes, 12 de junio de 2015

Los leales ocupan La Granja y se ejerce presión sobre Ávila

Según noticias de ayer tarde, las tropas del Gobierno entraron en La Granja, que, por consiguiente, se halla en poder de los leales. La columna de los rebeldes, de la que se afirmaba que estaba ya en Somosierra se encuentra mucho más allá de ese pueblo. 

Por otra parte, el paso de Somosierra, punto culminante y estratégico de esta parte, considerado como la llave de la carretera vieja de Francia, está tomado, y se dispone allí de todo género de elementos, incluso de artillería, lo que permite asegurar que no pueda ser franqueado por los rebeldes, aunque llegarán allí. 

La columna al mando del teniente coronel Mangada, y que opera por Ávila, ejerce eficaz presión sobre la ciudad.  

A la vanguardia rebelde de Somosierra se le hacen 400 prisioneros 

A la una de la tarde de ayer les fue facilitada a los periodistas una nota que había sido comunicada por Guerra, que dice lo siguiente: "Se ha capturado a la vanguardia enemiga, que intentaba forzar el paso de Somosierra, cogiendo al enemigo 20 camiones, más de 400 prisioneros y abundante material de guerra. Las fuerzas rebeldes han retrocedido catorce kilómetros empujadas por las fuerzas leales a Gobierno. La columna facciosa del ex general Mola ha retrocedido igualmente. En su fuga destruye las líneas telefónicas y telegráficas. Muchos soldados desertaron de la columna deslealeal."  

El Sol - 24 julio 1936

Visita la cronología: 23 de julio 1936

miércoles, 10 de junio de 2015

El general Goded, derrotado, se entrega a las autoridades

Las fuerzas del Ejército se han lanzado a la calle para declarar el estado de guerra. Fuerzas de Asalto, Guardia civil y Seguridad, afectas al Gobierno, se opusieron enérgicamente, luchando con los sediciosos. En estos momentos puede darse por fracasado el movimiento, porque no han podido conseguir ninguno de sus objetivos, y, en cambio, se ha detenido a bastantes cabecillas, jefes y oficiales. También se les ha causado muchas bajas. La lucha es entre fuerzas de la Guardia civil y Asalto, de un lado, y el Ejército, de otro. 

Comunica el Sr. España, consejero de la Generalidad, que se encuentra en la Consejería ayudado por guardias de Asalto y Guardia civil. 

La lucha ha sido cruenta en algunas fases del combate. Las fuerzas leales han conseguido arrebatar a los revoltosos cañones que empleaban en su ataque a la Generalidad. En esta labor han sido ayudadas por paisanos. La Guardia civil se comportó heroicamente, luchando en otros puntos de la población y siendo vitoreada. 

El Sr. Companys, presidente de la Generalidad, se ha mantenido perfectamente en la Consejería de Orden público. 

Los obreros y los elementos del Frente Popular, en unión de la fuerza pública, defienden al  régimen 

A medida que fue extendiéndose la noticia de que se habían registrado sublevaciones militares en varios puntos de España han ido engrosando los pequeños grupos que habían comenzado a circular desde media noche. 

A eso de las tres de la madrugada ha llegado a la Rambla de Santa Mónica. frente al edificio que ocupan los Sindicatos del Transporte, un camión que transportaba armas largas y cortas, procedentes, según se decía, del «Juan Sebastián Elcano». Las armas han sido repartidas entre cuantos iban acudiendo a los Sindicatos. El diputado Sr. Trabal, que se encontraba en un grupo de amigos, al producirse un momento de alarma, porque unas docenas de «taxis» emprendieron con rapidez la marcha hacia la plaza de Cataluña, se ha dirigido al edificio de los dos Sindicatos citados, donde el sindicalista Durruti le ha dado cuenta de lo que ocurría, advirtiéndole que, enterados de que había estallado un movimiento fascista, se disponían a combatirlo, junto con las demás fuerzas de izquierda. La entrevista entre el diputado de la Ezquerra y el Sr. Durruti ha sido cordial. 

Igualmente se ha procedido al reparto de armas en la Casa del Pueblo Socialista, cuyo local ha estado toda la noche muy animado, lo mismo que los Centros de los partidos republicanos, que integran  el Frente Popular. 

El Gobierno comunica que el general Goded se ha rendido 

Ayer a primera hora de la noche se radió la información siguiente: 

«El excelentísimo señor ministro de la Gobernación, general Pozas, recibe en estos momentos del consejero de la Generalidad, Sr. España, la siguiente información telegráfica: 

«Le saluda y tiene la satisfacción de comunicarle que ha sido sofocado en su parte principal el movimiento sedicioso por haberse rendido el general Goded, después de conferenciar con el enemigo, pues ya no podía sostenerse del incesante ataque contra la cuarta división con las baterías cogidas esta mañana a los rebeldes. He mandado al teniente coronel Moreno con una sección de la Guardia civil para que vaya en su busca. Del general Goded evité que la multitud, indignada, pudiera cometer algún desmán, que quiero evitar a toda costa.» 

El ministro ha contestado con el siguiente telegrama: 

«Recibo con gran satisfacción esta noticia, que da un golpe mortal a la sedición. Con toda emoción felicito esos valientes catalanes, que han sido una vez más y son siempre uno de los más valerosos sostenes de la República. Ruégole felicite a esas tropas leales. En nombre Gobierno y mío propio doy, lleno de entusiasmo, un grito: ¡Viva Cataluña y España! Muy agradecido y felicitación.» 

Se rinde en su totalidad la guarnición de Barcelona

A las diez y media de la noche, en el ministerio de la Gobernación, se radió el siguiente despacho de Barcelona: 

«Del consejero de Gobernación, dirigido al ministro de la Gobernación: 

Como le dije anterior conferencia, esto está ya terminado, pues se han entregado todos los rebeldes. 

Todos los generales, jefes y oficiales, incluso el Sr. Llano de la Encomienda, se hallan a disposición Consejería y Comisaría general Orden público Generalidad. No se han conducido a Montjuich por ser demasiado tarde y por temer fueran objeto de una agresión. 

Se ha designado al general Aranguren para que se haga cargo provisionalmente de la cuarta división. Este designó jefes y oficiales de absoluta confianza para encargarse también provisionalmente del mando de los regimientos. 

La ciudad recibido plena satisfacción derrota rebeldes, en que ha tomado parte con el entusiasmo y la asistencia personal de la masa obrera. 

El señor presidente de la Generalidad, además de haber comunicado públicamente por radio derrota rebeldes, ha invitado y conseguido general Goded que éste comunique por radio su derrota e invitase personalmente a todos los rebeldes para que cesaran en la lucha.» 

Otras noticias posteriores completan las Informaciones de Barcelona del modo siguiente: 

La situación está completamente dominada 

A última hora de la tarde, recibió a los periodistas el secretario técnico del nuevo ministro de la Gobernación. Les dio cuenta de la rendición de las fuerzas rebeldes en Barcelona. Añadió que el general Goded y todo su Estado Mayor se encuentra en poder del Gobierno de la Generalidad. A la lucha contra los rebeldes habían contribuido exclusivamente la Guardia civil y 60 soldados de Intendencia. Los que lucharon en favor del Gobierno disponían de muy pocas municiones, y en realidad -agregó el secretario del ministro-se trata de un hecho verdaderamente heroico que toda España debe aplaudir. 

La detención del general Goded la efectuó un guardia de Seguridad 

Como se sabe, en Barcelona ha sido detenido el general Goded, jefe en Cataluña de las fuerzas rebeldes. La detención, la llevó a efecto el guardia de Seguridad Manuel Gómez, natural de Baracaldo. 

La Libertad - 21 julio 1936

Visita la cronología: 20 de julio 1936

martes, 9 de junio de 2015

En los lugares cercanos a Madrid los leales infligen duro castigo a los insurrectos

TRESCIENTOS SOLDADOS DESERTAN DE LA COLUMNA MOLA 

Noticias radiadas por el ministerio de la Gobernación a la una de la madrugada: "Como en días anteriores, la característica del de hoy ha sido el aumento de la moral y disciplina de las fuerzas adictas al Gobierno de la República, y una desesperada resistencia, indicio de muy próxima rendición, de los elementos insurgentes que aun se mantienen de manera criminal en armas contra el régimen democrático. 

Nuevas victorias obtenidas por las tropas y milicias que operan en las provincias próximas a Madrid, donde los focos de insurgentes resisten a la desesperada el empuje arrollador de las fuerzas leales, han venido a fortalecer el ya fuerte ánimo de los que se baten por la República y su sistema legal constituido. 

Magnifica epopeya la que están escribiendo los Cuerpos de la Guardia civil y de asalto, y las milicias republicanas y obreras que con ellos cooperan a la acción de justicia contra los rebeldes. 

En Somosierra, Segovia, Ávila y varios otros puntos cercanos a la capital de la República, los leales han infligido durísimo castigo a los sediciosos, que aun se obstinan en mantener un empeño que ha de serles tanto más perjudicial cuanto mayor sea su duración. A la desbandada huyen los cobardes traidores a la República, abandonando material de guerra en abundancia, muertos, heridos y desertores, que, desengañados de que se ha jugado con sus conciencias y empeñándoseles en intentonas tan baldías como culpables, vuelven de su error y se apresuran a rendir acatamiento al legitimo Gobierno de la República. Así, en un pueblo de la provincia de Guadalajara han recalado esta noche 300 soldados de la columna de Mola, extenuados, arrepentidos de haber ido con los que los engañaron a la insensata aventura militar. 

El Gobierno de la República resume la jornada de hoy proclamando que ella supone un considerable avance en el exterminio de la rebelión. Hacia su total dominación vamos. El heroísmo del pueblo, del Ejército adicto y de las fuerzas beneméritas de asalto y de la Guardia civil augura que la acción será ya sobre manera rápida y que la desbandada del adversario facilite y despeje el camino de la total victoria, tanto como la decisión de vencer y la voluntad de castigar a, los culpables."  

El Sol - 24 julio 1936

Visita la cronología: 23 de julio 1936

lunes, 18 de mayo de 2015

Jacques Borchgrave asesinado por los rojos

El diario "Libre Belgique". anuncia que la Embajada de Bélgica, después de la investigación practicada por sus  propios medios, ha llegado a la certidumbre de que el Barón Jacques de Borchgrave, hijo del embajador de Bélgica ante la Santa Sede, agregado hacía poco a la embajada belga en Madrid, ha sido asesinado al norte de la capital española, en el pueblo de Fuencarral, y que su cadáver ha sido encontrado por el cónsul de Bélgica.

"Este -declara el diario- se fijó en que la lista de inhumaciones mencionaba un hombre de unos cuarenta años, cuyos vestidos llevaban la marca de una sastrería belga". 

"Fue obtenida la exhumación, pero la cabeza del desaparecido se hallaba tan destrozada que había quedado reducida a papilla y en sus vestidos no se encontraba ningún papel ni documento". 

"Sin embargo la marca del sastre belga ha suministrado un elemento decisivo de identificación". Según la "Libré Belgique", el  asesinato no es dudoso. 

Incidente gravísimo a consecuencia del asesinato del diplomático belga en Madrid, Barón Berchgrave 

BRUSELAS. — En los círculos políticos se considera gravísimo el incidente surgido a consecuencia del asesinato del diplomático belga en Madrid, Barón Berchgrave, quien desempeñaba prácticamente la Embajada en Madrid. El senador católico Doriodot, ha anunciado que interpelará en el Senado al ministro de Relaciones Spaak. En lo que se refiere al aspecto diplomático del asunto, el ministro de Relaciones belga parece esperar la actitud del Gobierno rojo de Valencia a quien se ha sometido la cuestión. El diario "Libre Belgique", insinúa el aspecto en la política interior del incidente suponiendo que el Gobierno quiere evitar el escándalo teniendo en cuenta que los socialistas constituyen el más firme apoyo del Gobierno Van Zeeland.

El Progreso : diario liberal Año XXX Número 12658 - 1937 enero 8


Visita la cronología: 20 de diciembre 1936

martes, 17 de marzo de 2015

Conquista Robledo de Chavela

Llega hasta nosotros el heroico comportamiento de los milicianos japistas que juntamente con los de Valladolid, combaten a las órdenes del bravo capitán Méndez Vigo, en la conquista de Robledo de Chavela (Madrid). 

Nuestros muchachos, que ya se habían distinguido notablemente en la toma del Tiemblo y Cebreros, se llenaron de júbilo cuando el mando les ordenó incorporarse a las fuerzas del teniente coronel Santa Pau. Más que a la conquista de una posición parece que se dirigen a un paseo militar. 

Ya en las cercanías de Robledo se alza el Montazo Grande, sobre cuya loma amenazadora y trágica, el enemigo empieza a hostilizar a nuestras fuerzas, que distribuidas convenientemente, se aprestan a desalojar a los rojos. La Artillería protege el avance de la Infantería y milicianos de Acción Popular. El combate es duro; los rojos parece que no quieren ceder fácilmente el Montazo Grande y resisten el primer empuje de nuestras fuerzas; se lucha encarnizadamente cuando aparece nuestra aviación, que bombardea certeramente la loma; los momentos son de gran emoción; en vanguardia, la cuarta compañía de la Victoria, que manda el heroico capitán Mena, con él va el teniente González; por los flancos. Acción Popular y otras milicias, mandadas por el capitán Méndez Vigo, avanzan con entusiasmo; cada paso hacia la cúspide de la posición es un grito de guerra, que contagia y emociona; el empuje es arrollador, pero antes de coronar la montaña, una bala de los rojos nos lleva para siempre al capitán Mena; unos pasos más arriba cae herido de muerte el teniente González, pero aún tiene fuerzas para gritar: ¡Arriba, muchachos! ¡Viva España! Pocos minutos después, la loma, de Montazo Grande cae en nuestro poder. ¡Gloria a los héroes!.

A las once de la mañana del día siguiente se inicia el avance hacia Robledo de Chavela, que se divisa perfectamente desde Montazo Grande. Después de la gran resistencia en la que los rojos tuvieron doscientas bajas, se inicio la marcha sobre Robledo de Chavela.

La entrada en el pueblo es algo emocionante, que dificilmente se puede olvidar. Por la derecha, el alférez Yuste con cuarenta muchachos de Acción Popular entran los primeros en el pueblo y toman el Ayuntamiento, izando la bandera española al grito de ¡Viva España!

El arrojo y la temeridad de estos muchachos tiene su alto ejemplo en el coraje del japista Ángel Santos, que destacándose el primero entra en Robledo, donde hace cinco prisioneros con su correspondiente armamento; hecho que el teniente coronel Santa Pau premió con un abrazo y 25 pesetas, de lante de la fuerza.

Los jefes de la J.A.P. se Segovia, que habían ido a Robledo de Chavela, para ver a los milicianos japistas conversaron con los mandos militares, quienes les felicitaron muy efusivamente por el valeroso comportamiento de los milicianos japistas, del "Pequeño Tercio", como se le ha bautizado. Tal es el valor, acometividad y disciplina de muestro muchachos.

Posteriormente han intervenido con gran eficacia en la conquista de Navas del Marqués, formando parte de la columna del coronel Rada, que opera en dicho sector.

El Día de Palencia : defensor de los intereses de Castilla Año XLVI Epoca 2ª Número 14451 - 1936 noviembre 6

viernes, 27 de febrero de 2015

La toma de Tolosa

En enviado especial de "El Pensamiento Navarro", publica la siguiente interesantísima crónica de la toma de Tólosa: Dice así: 

Ayer tarde, en un coche del jefe de la Merindad de Sangüesa, nuestro distinguido amigo don Ignacio Yoldi, y conducido por su hijo Cipriano, experto en el volante, fuimos a Tolosa, acompañados de nuestros queridos amigos don Eladio Esparza, subdirector de "Diario de Navarra" y de Jesús Ayala, que manejaba un magnífico rifle. por si las moscas. Pero ya no quedan ni "pacos". 

El camino hasta Tolosa fue un paseo. Por Irurzun y por todos los pueblos del trayecto se ven voluntarios que velan por la paz con entusiasmo y decisión, ayudando a la Guardia civil. 

Todo el pueblo de Lecumberri está engalanado con los colores de la auténtica bandera nacional, y lo mismo ocurre en Betelu. 

En Lizarza, ondea la bandera en la torre de la iglesia. En este pueblo es donde encontramos el primer corte de carretera. Aquí habían cortado el puente por dos lados, avería que ya había sido reparada, y en la curva de Charama, a la vista ya de Tolosa, tropezamos con la primera barricada, formada por 
adoquines. 

Tantas ganas tenían de avanzar sobre Navarra, que se limitaban a cortar y obstruir la carretera, para evitar que los que avanzaran fueran los nuestros. Pero todo ha sido inútil. 

Durante el viaje ha llovido incesantemente y nos acordamos de las penalidades de nuestros muchachos, que tienen que andar por aquellas montañas abruptas, jugándose la vida entre jarales y caseríos, de los que tantos tiroteos han sufrido, y aguantando las inclemencias del tiempo, que está molesto, en cuanto a llover se refiere. 

Mas todo lo sufren con gusto por la Patria. ¡Y con qué espíritu más admirable se encuentran! ¿Cómo van a resistir su empuje los desordenados combatientes de las milicias rojas, que habían creído que esto era una broma y que era lo mismo que levantar el puño en aquellos desfiles que España ha padecido? 

¡TOLOSA! 

Al llegar a Tolosa, la carretera que va hacia San Sebastián está obstruida por una fuerte barricada de adoquines y sacos terreros, al final del puente, y la calle que conduce al Ayuntamiento también tiene el tope de otra barricada, ya abierta, antes del otro puente. 

Entramos en Tolosa, y en los primeros chalets, frente a Berazubi, vemos la primera bandera bicolor. Luego, otras muchas, infinidad de boinas rojas y gorros de legionarios y de cuartel y una animación enorme. 

Así llegamos al Ayuntamiento, punto de reunión de las autoridades, que fue también hasta el día de ayer cuartel general de los revolucionarios. Emoción grande. Preguntamos en seguida por algunos amigos. Caballero, Andoño, Barrenechea, Urreta, etcétera. A los dos primeros los han fusilado los desalmados. Con Urreta nos encontramos en el Ayuntamiento, y el abrazo que nos damos fue de verdadera hermandad. 

A continuación recogimos unas impresiones y realizamos un poco de labor informativa.

TACTICA DE LOS FUGITIVOS 

Los guardias de Asalto, que se están portando valientemente, ocuparon en la tarde del lunes la Papelera, al mando del comandante Alegría, 

Por la tarde y noche los rebeldes les tiraron furiosamente y arrojaron una bomba que destruyó el depósito de agua de la Papelera. 

Esto daba la impresión de que por la mañana habría una lucha titánica para entrar en la ciudad, a juzgar por el fuego de fusilería que mantuvieron los rojos durante la noche; pero no fue así porque, sin duda, fue una táctica de los fugitivos para proteger la retirada y todo el botín del saqueo, porque cuando entraron las tropas no encontraron a nadie. 

ENTRADA TRIUNFAL 

Por la mañana, las columnas formadas por Requetés, Falange, Guardia civil y de Asalto, Carabineros y demás fuerzas entraron en Tolosa sin encontrar la menor resistencia. Lo que se dice sin disparar un tiro. 

Los rebeldes habían huido, llevándose anteriormente a cerca de un centenar de personas de derecha prisioneras,,. 

Los vecinos de Tolosa han recibido con la natural alegría la entrada del Ejército libertador, pues creían ver visiones, acostumbrados a ver el desagradable cortejo de camisas rojas que les ha atormentado desde el día 19 de julio. 

¡Qué momentos de emoción para los tolosanos, para los buenos tolosanes, tras las angustias de los interminables días pasados, y qué satisfacción tan gran de al verse libres de la bazofia criminal que les ha martirizado! 

Pronto cambió de faz la población, y después de tomarse bien todas las precauciones y de ocupar todos los puntos estratégicos que rodean la ciudad, las tropas libertadoras recorrieron las calles, tomando otro aspecto muy distinto Tolosa del que hasta unas horas antes había tenido. 

ACCION DE GRACIAS 

A la entrada de nuestras fuerzas en la población se dirigieron al templo. 

El coronel Solchaga y los de más jefes y oficiales, como las fuerzas y un público numerosísimo, que vitoreaba al ejército salvador, penetraron en el templo para dar gracias al Altísimo por el éxito feliz de esta operación, que viene a marcar una etapa bien definida en la liberación de Guipúzcoa. 

Un acto emocionante, revelador del espíritu profundamente religioso de nuestras tropas. 

En la iglesia se rezaron algunas preces, en lo que las fuerzas fueron acompañadas por el pueblo. 

EN EL AYUNTAMIENTO 

El Ayuntamiento había sido el cuartel de los elementos revolucionarios. Allí acudían ellos y "ellas", las marimachos que practicaban el comunismo integral. Allí se concentraban los camiones blindados con las inscripciones "U.H.P.". ¡Adelante! 

En el Ayuntamiento estaban las camas donde descansaban los directores del movimiento. Aún las vimos ayer cuando las estaban replegando. Anoche no durmieron, y a eso de las tres de la mañana desaparecieron todos, dejando solo al alguacil Pío Zabala.,que ayer tarde nos decía: 

- Desde las tres de la mañana hasta que han entrado las tropas yo he sido el alcalde, pues cuando escaparon me dejaron solo. 

LO QUE DEJAN Y LO QUE SE LLEVAN LOS ENERGUMENOS 

Del Ayuntamiento se han llevado hasta las máquinas de escribir y todo lo aprovechable. Al Pagador municipal, con pistola en mano le exigieron el dinero que hubiera en el Ayuntamiento. Por ese procedimiento se llevarón mil seiscientas pesetas. No se llevaron más porque no  había.

En cambio, los energúmenos, como testamento laico, dejaron en la mesa de Secretaría una  nota escrita a máquina que decía así: 

"Advertencia al enemigo: 
En la cárcel de Ondarreta hay 100 tolosanos carlistas en rehenes. 
De vuestro comportamiento responderán ellos ante nosotros 
El Frente Popular".  

Esta fue la despedida de esos bandoleros que no teniendo valor para dar la cara y luchar con el empuje de nuestros requetés cometían la vileza y la cobardía de apoderarse de un centenar de personas indefensas, algunas mujeres, para con ellas mostrar el valor, el valor de los cobardes mientras no ocultan el pánico ante los requetés. 

LA VIDA EN LOS DIAS DE DOMINIO ROJO 

Como puede suponerse la ciudad ha vivido aterrorizada. Todos sus vecinos han estado esperando  a que les tocara el turno en la destrucción, en el saqueo o en el fusilamiento. 

Las milicias rojas han campado por sus respetos, pero sin orden, ni dirección y sin disciplina. Ocuparon los parapetos mientras no hubo enfrente ataque recio, pero en cuanto éste se organizó y se estrechó el cerco, allí dejaron los parapetos para que los defendieran Prieto o Largo Caballero, porque los laicos se matarán por robar, pero, como laicos, no tienen alma para morir al pie de la barricada. 

En tanto ha durado la dominación roja, por la calle han danzado las milicias y mujerazas  vestidas con pantalones, hez repugnante, que a toda ella ha barrido nuestro ejército. Los vecinos atemorizados han permanecido encerrados en sus casas, sin atreverse a salir a la calle, presa de angustias indecibles, resignados en el sufrimiento y pidiendo a Dios les acogiera en su seno si les llegaba la hora de morir. 

Se ha vivido en pleno comunismo y todo cuanto han apetecido las milicias se lo han llevado sin pagar un céntimo. 

Funcionaba un Comité integrado por elementos del Frente Popular y por nacionalistas, presidido por el republicano y concejal Aguerrí que era a su vez delegado gubernativo y autoridad máxima en Tolosa. 

VARIOS MARTIRES 

Como no podía menos de suceder, varios tolosanos han sido sacrificados a la ferocidad del marxismo. 

Doce o trece tolosanos, todos ellos tradicionalistas. fueron llevados a San Sebastián y fusilados en el paseo Nuevo. 

Entre los mártires figuran los hermanos don José y don Pedro Caballero, personas de gran prestigio. Caballero de apellido y caballeros en todo; Rufo Andoyo, concejal y navarro, natural de Puente la Reina, que deja viuda y ocho hijos. Era empleado de la Papelera. Eduardo Núñez, Presidente de la Juventud Tradicionalista; Antonio Zunzunegui, empleado de "La Constancia"; José María Baguán, Patricio Muruzabal, Pablo Lasquibar, José Burgui, Julián Puerto y algún otro que no recordamos. 

Estos son los nuevos mártires que han caído bajo el plomo del maldito Frente Popular. 

¡Una oración por sus almas! 

Por cierto, que según nos dijeron en Tolosa, estos fusilamientos impresionaron a los izquierdistas del Comité, empezando por el presidente, que dimitió, así como un socialista y algún otro republicano como protesta por estos fusilamientos. 

Los únicos que no protestaron fueron los nacionalistas. Cuesta trabajo creer esto, pero así nos lo contaron. 

LA FEROCIDAD ROJA 

Como hemos dicho, todos los fusilados eran tradicionalistas, y uno de ellos, el señor Lasquivar era secretario de Albistur y comisionado por el pueblo llegó a Tolosa a dar cuenta que allí no existían víveres. 

Los del Comité le dijeron qué filiación tenía y al contestar él, que tradicionalista, fué detenido y fusilado en unión de los otros caballeros tolosanos. 

También se sabe en Tolosa que en San Sebastián han sido fusilados cincuenta y tantos jefes y oficiales a los que les prometieron respetar su vida y han cumplido la palabra asesinándoles. 

No se puede esperar otra cosa de la palabra de estos buitres feroces. 

Una noche sacaron de la cárcel a un vecino y al ver que le llevaban hacia Prado Grande intentó huir porque veía que iba a ser asesinado, y dispararon sobre él matándole. 

EL IMPERIO DEL VALE 

Durante la tiranía de ese comunismo desvergonzado que ha soportado Tolosa como otros pueblos de Guipúzcoa ha imperado el "vale", el papel mojado que ya emplearon en Asturias, De todo el gasto hecho, que ha sido cuantioso, no han pagado un solo céntimo. Hay comercio en el que han hecho gasto por más de cinco mil pesetas y lo han pagado con papeletas. Hasta para afeitarse y para emborracharse empleaban los vales. Como que nos dijeron que un pobre barbero de Alegría ha trabajado a destajo haciéndoles la cara aquellos energúmenos y no le han pagado un céntimo. ¡Habían abolido el dinero, el burgués y repugnante dinero! Y luego les decían que todo aquello lo pagarían las derechas. 

No obstante, imponer el vale como moneda contante y sonante, debían tener tanta fe en él, que antes de abandonar la ciudad saquearon el Banco de Tolosa, llevándose 65.000 pesetas, y así lo hicieron con otras sucursales de banco, comercios y casas particulares, incluso el Ayuntamiento, como ya hemos dicho antes. 

Han saqueado todo y por llevarse se han llevado hasta los instrumentos de un laboratorio de los PP, Escolapios. 

La moral del robo, como en Asturias en octubre de 1934: "Y estos iban a traer la libertad del País Vasco!

El Día de Palencia : defensor de los intereses de Castilla Año XLVI Epoca 2ª Número 14380 - 1936 agosto 15

Visita la cronología: 11 de agosto 1936