Adsense

domingo, 21 de septiembre de 2014

La guardia sobre los luceros (Diario: Imperio, diario de la Falange de Zamora)

Entre las ideas madres de la Falange, ninguna tan emotiva y llena de hondura filosófica como esta de la «Guardia sobre los luceros». 

Une a la poesía y al encanto de su expresión plástica, el sentido religioso y místico de la vida más allá de la muerte. 

Nosotros por el amamos que los compañeros caídos cara al sol, que es lo mismo que decir a plena luz, cumpliendo siempre el deber y la consigna, forman la guardia sobre los luceros; con lo cual hacemos patentes estas dos cosas: 

PRIMERA. La creencia religiosa en una vida de ultratumba, con una existencia eterna e imperecedera. Nosotros tenemos de la existencia ese sentido transcendente y cristiano. Creemos firme y ciegamente que sobre los luceros moran las almas luchadoras y cristianas de nuestros muertos. 

Nuestra segunda afirmación, es la de que esas almas queridas están formando la guardia, están alerta y vigilantes a nuestro destino y a nuestra conducta, creemos que purificadas por el heroísmo y el sacrificio han alcanzado la dicha eterna y están allí velando nuestros pasos. 

Ved, como nosotros proclamamos la hermandad entre nuestros militantes y nuestros muertos, entre la tierra y el cielo, entre la vida y la muerte. He aquí la diferencia profunda entre nosotros y el marxismo; éste, con su concepción materialista de la vida y de la historia, afirma que después de la muerte nada hay, nada existe, con el último latido del corazón se apaga para siempre el hálito de la 
vida. 

Como en el Infierno de Dante, al atravesar el umbral del Cementerio se acabó toda esperanza; en el marxismo, no hay «más allá» no hay esperanza, la vida pierde todo valor de milicia, para ser un puro vegetar, es una vida sin pasado, sin porvenir, solo tiene presencia y actualidad, está desarticulada de la Historia y del mundo, solo atenta al instante y al momento actual, no viene de ningún sitio, ni a parte alguna va. Una vida así, no merece vivirse, y una muerte así no puede glorificarse. 

Nosotros, por el contrario, estamos enraizados en el pasado, que es historia y vida eterna. 

Este es nuestro sentido histórico y cristiano; esta es nuestra credencial de espiritualidad y misticismo; esta es nuestra concepción del hombre y de la vida marxista y pagana de la sociedad actual; sépanlo quienes en nombre del dogma y la religión pretenden combatirnos. 

Afirmaos la hermandad entre todos los hombres y entre todos los camaradas, y esta concepción bella y fraterna, la extendemos más allá de los linderos de la muerte. 

Todo camarada caído, tiene siempre un puesto lleno de poesía, honor, luz y belleza. Ir a formar junto a los compañeros que hacen guardia sobre los luceros y que son nuestros camaradas más queridos y que velan por nosotros en la hora del dolor y del peligro. 

¡¡ARRIBA ESPAÑA!!

Imperio : Diario de Zamora de Falange Española de las J.O.N.S. Año I Número 5 - 1936 Noviembre 03

4 comentarios: