Adsense

lunes, 6 de octubre de 2014

García Morato muere en un accidente de aviación

A mediodía del martes en el campo de aviación de Griñón, varios cineastas alemanes tomaban vistas de ejercicios realizados por nuestros aviadores, entre los cuales volaba el «as» de la aviación española, García Morato. Había ejecutado éste varios vuelos con su acostumbrada pericia, y después tomó el mando de un «rata». Al intentar despegar, el aparato dio una vuelta de campana, y el glorioso aviador quedó destrozado. 

El cadáver de García Morato fue trasladado a Madrid y ha quedado depositado en uno de los salones de la planta baja del Círculo de Bellas Artes, donde ha sido instalada la capilla ardiente. 

Inmediatamente, acudieron personas de la familia de García Morato, el general Kindelán y numerosos compañeros del insigne aviador. 

La noticia en Roma 

Ha producido general consternación en los círculos militares la muerte del famosísimo aviador español, señor García Morato, muy conocido por su extraordinaria experiencia, conocimiento y valor en los combates aéreos.

Han empezado a recibir se telegramas de pésame por la muerte del glorioso aviador comandante García Morato, que, de manera tan destacada, se distinguió en la guerra de liberación de España, figurando entre los firmantes altos dignatarios del Estado, del Ejército y del Movimiento. 

A última hora de la noche se autorizó el desfile del vecindario madrileño por la capilla ardiente, siendo enorme el número de personas que acudieron al «hall» de Bellas Artes para rendir el último homenaje al glorioso héroe do la Cruzada.

Los familiares de García Morato y el General Kindelán, que acudió a Madrid en el momento en que tuvo noticia del trágico accidente, recibieron los testimonios de pésame de toda España y, en particular del pueblo madrileño. 

Durante la mañana del miércoles, el desfile de los madrileños por la capilla ardiente ha constituido una imponente e ininterrumpida demostración de duelo de la capital de España por la muerte de su héroe predilecto. Despidió el cadáver, en nombre del Caudillo, el Secretario General del Movimiento y Ministro de Agricultura Raimundo Fernández Cuesta. Asistieron todas las autoridades madrileñas y un gentío enorme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario